“La lucha fuerza a este gobierno a otorgar este derecho que recogió tanto consentimiento social”

Solicitada Partido Obrero.

Finalmente el gobierno nacional presentó su proyecto de aborto en el Congreso. Luego de nueve meses de demora el anuncio de que la presentación se haría durante el mes de noviembre llegó cuando la Ola Verde volvía a las calles. Conjuntamente ingresa un proyecto al que llamó “De atención y cuidado integral de la salud durante el embarazo y la primera infancia”  que no establece ninguna medida seria de protección a las mujeres embarazadas que pertenecen al pelotón de desocupadas, pobres e indigentes en nuestro país.

El proyecto oficial de aborto es una versión bastante parecida a la que obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados en el año 2018 y que está por detrás del proyecto de la campaña nacional en algunos aspectos como el de la objeción de conciencia individual, que aquel no habilita. No olvidemos que admitir esta objeción de conciencia implica admitir que en la salud pública y privada existan médicos que no dan la información adecuada cuando se necesita acceder a métodos anticonceptivos porque esas prácticas son contrarias a sus idearios religiosos.

El proyecto de ley es el que supimos conquistar a fuerza de grandes luchas, muchas veces contra este mismo personal político que negó este derecho durante años aunque fue integrante vitalicio de la estructura del Estado. Aún hay que ver la deriva del debate parlamentario, si supera esa fase se iniciarán las instancias judiciales, como ocurre en otros países del mundo en los que el aborto es legal desde los ’70. Los Estados empoderan a los enemigos de los derechos de las mujeres en todo el mundo incluso aquí en donde la lucha fuerza a este gobierno a otorgar este derecho que recogió tanto consentimiento social. Semejante antecedente no puede dejar lugar a dudas sobre la autoría de esta conquista: el movimiento de mujeres y la Ola Verde.

El tan esperado proyecto de aborto legal, que será el primer y último proyecto progresista que impulse el gobierno del ajuste y el pacto con el FMI en su gestión, fue presentado de manera superpuesta a la discusión parlamentaria del proyecto de Carlos Heller y Máximo Kirchner de “aporte solidario”, que es una farsa para encubrir el ajustazo en marcha pactado con el FMI y parte del cual se destina a las petroleras que extraen petróleo y gas de forma “no convencional” o sea, con fracking.

El proyecto ahora será objeto de negociaciones y todo tipo de extorsiones. El gobierno está atravesado por fuertes fracasos que lo debilitan en su negociación. La lucha callejera será la única manera de defender la mejor ley, no defendiendo al gobierno sino exigiendo. Las posiciones que otorgan al gobierno los laureles por el aborto legal luego de 35 años de lucha, aparte de no tener dignidad, lo único que hacen es debilitar la causa del aborto legal, de la educación sexual y la de la separación de la iglesia del Estado sin la cual volverán recurrentemente los ataques pero esta vez desde una posición aun más reforzada dentro del Estado.

Todavía hay un trecho de lobbies y presiones por recorrer. La jornada de hoy debe ser la primera de varias paradas para garantizar la conquista del aborto legal con los métodos que más sirvieron para llevarlo a este punto. Nos encontramos a las 18hs frente a la Municipalidad para realizar un pañuelazo y movilización por el aborto legal.

Sin confianza en los gobiernos.
Sin concesiones a las iglesias.
Aborto Legal 2020.

Plenario de Trabajadoras en el Partido Obrero.

Deja un comentario