“Cuestión de prioridades”

Publicación pedida de María Eugenia La Rocca, vecina a quien le llegó el turno para vacunarse pero decidió cancelarlo.

En nuestra ciudad, entre los fallecidos por haber contraído Covid-19, pudimos ver que la mayoría eran ciudadanos de edad avanzada; muy avanzada en algunos casos… Quizá muchos de ellos tenían enfermedades pre existentes y por ello encuadraban entre las personas “de riesgo”…La llegada de la vacuna a nuestro país para prevenir esta enfermedad, probablemente reducirá el número de muertes. Y digo “probablemente” porque depende y dependerá de cuándo y cómo se lleve a cabo el Plan de Vacunación pertinente…En nuestra ciudad, dicho plan está siendo realizado a través de una “posta” de vacunación establecida por el gobierno nacional, a cargo de una psicóloga social (?) chacabuquense nombrada por dicha institución. Que nada tiene que ver con todos los planes de vacunación que por años llevó adelante (e independientemente de los gobiernos de turno) el Servicio de Vacunación de nuestro hospital municipal…Las vacunas que deberían haber llegado a nuestro hospital bien sabemos que fueron acaparadas por la militancia oficialista para poder convertir una política pública en una campaña proselitista y no sanitaria. Como en todo el territorio nacional, aquí, en Chacabuco también abundaron los vacunados “vip”. Jamás pudimos ver la lista de vacunados en un principio ya que quien dirige la vacunación aquí, ROMINA PARZANEZE, aún habiendo declarado “la lista la manejo únicamente yo”, no se dignó a mostrarla ni siquiera a quienes se lo exigimos públicamente, como en mi caso.Sé que hay muchos chacabuquenses de entre 70/80/90 años que siguen hoy sin poder vacunarse. Me consta (por conocer algunos casos personalmente) que muchos de ellos poseen enfermedades como Diabetes, Hipertensión, EPOC, y hasta cuadros oncológicos y que se anotaron en el mes de DICIEMBRE para poder recibir su vacuna… Más de tres meses les deparó a algunos lograr su tranquilidad. Detener su angustia…Mi decisión de no inscribirme -en un principio- en el plan provincial actual se debió pura y exclusivamente a mi voluntad de darles prioridad a mis vecinos mayores que yo y con más riesgo. Pero siendo fumadora compulsiva y contando con 62 años y un poco por la presión familiar, decidí anotarme calculando que me citarían dentro de unos meses, lapso en el que supuestamente ya estarían vacunados quienes tienen prioridad sobre mí…Pues bien, me inscribí y para mi indignante sorpresa me asignaron un turno a los 8 (ocho) días de haberlo hecho. Recalco indignante porque compruebo que siguen haciendo mal las cosas: HAY MUCHOS CIUDADANOS QUE SE INSCRIBIERON MUCHO ANTES QUE YO EN CHACABUCO, A QUIENES LES ES VITAL RECIBIR LO ANTES POSIBLE SU VACUNA. A pesar de mi tabaquismo crónico y de mi edad, creo que no es mi caso. Las preguntas que me hago y le hago públicamente a la Srta. PARZANEZE, es si ella cree que yo “tengo coronita”, dado que en sus recientes declaraciones manifestó que “algunos turnos los damos nosotros y no el ministerio”. ¿Quién maneja en verdad el “turnero” local? ¿¿POR QUÉ ME DIERON PRIORIDAD SOBRE DECENAS DE VECINOS?? ¡Logré mi lugar en la cola en tan sólo 8 días! ¿Acaso me citaron con tanta premura porque aquí se me conoce como “la que escribe en los diarios”? ¿Se deberá a que aparecí en varias páginas saludando en mi casa a mi intendente en sus habituales recorridas barriales? ¿Pretenden los oficialistas fotografiarme “con los dedos en “V””? Les agradezco la deferencia, la preferencia que tuvieron para conmigo pero estoy decidida a cancelar el turno privilegiadamente otorgado. Prefiero postergarlo. En verdad -reitero- agradezco su intención pero para mí sí constituye un delito hoy “colarse en la cola” de vacunación aunque nuestro presidente sostenga lo contrario. Me resulta delictivo “robarle” la vacuna a alguien que la necesita en estos momentos mucho más que yo.

Maria Eugenia La Rocca
DNI: 13080601

2 Responder a ““Cuestión de prioridades”

  1. En todo de acuerdo con María Eugenia. Hay demasiadas irregularidades en la vacunación. Aunque nada me sorprende, todo de acuerdo a la corrupción y delincuencia que nos gobierna. Lamentable!!!

Deja un comentario