Con la humedad llegaron las Típulas. ¿Viste alguna en tu casa?

Pueden medir casi un centímetro. Pero son inofensivas. Entrá a la nota y conocelas.

Aunque suelen confundirse con los mosquitos -de hecho, se los llama popularmente “mosquitos gigantes” o zancudos– es importante aclarar que no lo son.

“Desde el punto de vista biológico, las típulas son dípteros. Son parientes de los mosquitos y de las moscas, pero son diferentes. Tienen otro ciclo de vida“, cuenta Manuel Espinosa, biólogo y entomólogo, miembro del Área de Enfermedades Transmitidas por Mosquitos de la Fundación Mundo Sano.

Las típulas son inofensivas. No se alimentan de sangre, sino que se nutren de néctar, flores y frutos. Por lo tanto, no pican a las personas y no les transmiten enfermedades. Eso nos desliga de la necesidad de matarlas o de sacarlas de nuestra casa.

Suelen estar en todos lados, como el campo y la ciudad. Sus patas son muy largas y finas. Pero vuelan lento. Además, tienen alas mucho más grandes que las de los mosquitos. En total, su tamaño suele llegar casi al centímetro, entre 8 o 9 milímetros, mientras que los mosquitos a simple vista miden 2 o 3 milímetros.

¿Por qué aparecieron a una semana de que empiece el invierno? Espinosa le echa la culpa al clima, en especial a la humedad, que es muy favorable para el desarrollo de estos y otros insectos.

“Si no hubiese humedad, la sensación térmica y el calor serían mucho menores en esta época. Es la humedad la que genera una atmósfera que permite que las temperaturas estén por encima de los 14 a 20 grados, que es un rango muy favorable (para estos insectos)”, dice el experto.

FUENTE: CLARIN

Deja un comentario