Comenzaron los trabajos de recambio de cañerías

en la zona que abarca desde la avenida Elguea-Román hasta calle, San Juan, y desde avenida Urquiza y calle Larrea, lo que permitirá mejorar la presión del servicio de agua potable.

El intendente municipal, Dr. Víctor Aiola, recorrió la calle Mateu, y mencionó que con esta primera gestión de la gobernadora, María Eugenia Vidal, se cubrirá recién un 25 por ciento de la gran deuda social, en materia de obras públicas, que tiene la provincia de Buenos Aires.

“Esta es obra pública básica, de agua, de un montón de años esperando para que mejore la presión. La gente en verano llega, se queda sin agua, y eso en parte depende del estado de la cañería, del sistema de conducción del agua y de pozos de bombeo, pero también la gente tiene que cuidar el agua”, continuó el Jefe Comunal y agregó, “el agua es un bien muy importante que se gasta mucho dinero en producirla y en llevarla hasta cada uno de los hogares”.

Se gastan 25 millones de pesos por año para mantener encendidas las bombas de nuestra comunidad. “Nosotros podemos hacer muchas obras, podemos hacer túneles. Podemos cambiar muchos caños, poner muchas bombas, pero si nosotros no cuidamos el agua y la seguimos tirando, todos los veranos nos vamos a quedar sin agua”, concluyó Aiola.

Estuvo acompañado por la jefa de Gabinete, Laura Marchesse, y el secretario de Obras Públicas, Osmar Echevarría.

Compartir:
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario