Arde el Amazonas, “Pulmón del Mundo”

Desde hace varios días, se expanden distintos focos de incendio en Brasil, que también alcanzan a otros países.

El incendio en la Amazonia provocó desde la semana pasada un corredor de fuego que se extiende por el Medio Oeste, Sudeste y Sur de Brasil y alcanza a países vecinos como la Argentina, Uruguay, Perú y Bolivia.

¿Cómo se provocan?

Los incendios siempre tuvieron la mano del hombre; el fuego se usa para limpiar las áreas ya deforestadas, para abrir caminos o para preparar la tierra de cultivo. La falta de prevención hace que esos incendios se propaguen a áreas que no se quería quemar y que están más secas. Muchas veces, si no se extinguen con la lluvia, terminan encontrando barreras de vegetación más densa y húmeda y se apagan.

-¿Cuánto tardan en recuperarse esas zonas?

En la Amazonía, las llamas recorren el suelo de la selva y su acción es suficiente para causar la muerte de árboles muy grandes, hasta dos años después del incendio. Los árboles muertos pierden las hojas y eso hace que haya más sol entrando en la selva, lo que provoca que esa vegetación se vuelva más inflamable. Si no hay nuevos incendios, se tarda varias décadas en recuperar la misma densidad.

-¿Qué consecuencias dejan esos incendios?

-De entrada se pierde diversidad biológica y la función de la selva, la de abastecer a la atmósfera de nubes para producir lluvia. Pero además la humareda sobre las ciudades de la Amazonía deja graves consecuencias para la salud, con graves problemas respiratorios. Y eso se traduce en daños económicos.

Una respuesta a “Arde el Amazonas, “Pulmón del Mundo””

Deja un comentario