“Alsina es un gran equipo, pero no tiene el hambre de gloria que tenemos nosotros”

Peña la 12 jugará la final del Torneo Interligas y entrevistamos a uno de los máximos referentes, Juan Marcelo Cerella.

Dialogamos con Juan Marcello Cerella, arquero y emblema de Peña la 12, de cara a la final del Interligas frente a Juventud Alsina, y muchas cosas más.

CHRED: ¿Cómo están viviendo este gran presente, en donde están redondeando un gran año, llegando a las máximas instancias no solo en el Interligas sino también en el Torneo Local?

JUAN MARCELO CERELLA: Son momentos para los que uno se prepara y trata de disfrutarlos al máximo, porque no es algo que se repita constantemente. El año pasado ya veníamos insinuando que podíamos ser un equipo con pretensiones serias y este año le hemos podido dar el golpe de tuerca como para buscar un escalón más. Estar acá es producto y mérito de lo que venimos laburando y del convencimiento de seguir adelante con nuestra idea, de darle buen trato a la pelota, de ser un equipo vistoso y agregarle los pequeños detalles que se necesitan para llegar a las instancias definitivas.

CHER: ¿El objetivo ahora es poder coronar el año con un título o ya llegando a estas instancias se sienten tranquilos y con objetivos cumplidos?

M.C: Tranquilos estamos siempre, pero llegar hasta acá y conformarse con eso, sería un pecado enorme y dejaríamos de lado todo el esfuerzo que nos trajo hasta acá. Vamos por todo. No dejamos de mirar de reojo la semifinal con San Martín y tenemos esta final con Alsina. La verdad es que queremos todo.

Esto también es mérito a nunca bajar los brazos, a saber convivir con las adversidades, no tener un lugar idóneo en donde entrenar, faltante de pelotas, de luces, poca gente acompañándonos desde lo dirigencial, y sin embargo el trabajo de convicción que se hizo en el grupo de manera colectiva, hace que estemos concretando nuestros objetivos.

CHER: ¿Cómo te imaginas que va a ser esa final con Juventud Alsina?

M.C: Entendemos que es un equipo muy duro, del mismo nivel que Viamonte, por las características de juego y la calidad de jugadores, pero estamos convencidos de que podemos lograr el objetivo. Nosotros tenemos que tratar de hacer prevalecer nuestro juego. Me parece que a diferencia de Alsina, somos un equipo mucho más hambriento y todas estas dificultades que atravesamos durante el año nos juegan a favor en ese sentido desde lo anímico.

CHER: Les toca definir la serie de local, ¿eso hace que en el primer partido traten de cuidarse un poquito más?

M.C: Nosotros tenemos la misma postura en todos los partidos. Después las circunstancias del partido te van presentando diferentes situaciones, pero la intención es siempre la misma. Estos tipos de partidos se definen por detalles. En casi todos los partidos que jugamos de visitante nos ha ido muy bien.

CHER: ¿Sienten que de acuerdo a todas las adversidades que tienen, estar en estas instancias es un mérito doble?

M.C: Hasta triple mérito te diría. Nos ha tocado ir a jugar a Los Toldos y hemos visto unas canchas muy lindas, con muchas herramientas para poder trabajar y demás cosas, pero ellos no tienen un Barros, un Delaudo, un Olavarriaga, no tienen la frescura de esos pibes, no tienen el hambre de gloria que tienen estos chicos, no tienen un Pagano o un Nacho López que el domingo se levantaron a las 5 de la mañana para ir a palear silos. Entonces a esos pibes lo único que les podes decir es, gracias, ¿Qué les vas a reprochar?. Todos esos condimentos que tiene ese plantel, nos fueron convenciendo cada vez más de que tenemos un plus por sobre el resto. Para mi Peña la 12 es el equipo más vistoso de Chacabuco y muchos no lo reconocen como tal.

CHER: Hay muchos chicos jóvenes en el Club, ¿cómo se manejan ustedes los más grandes dentro del grupo?

M.C: Al pibe lo que no hay que hacerle es pegarle un martillazo en la cabeza. Los pibes ahora son un poco más rebeldes y contestatarios, pero tanto Matías como yo tenemos la facultad de encontrar una zona intermedia que nos permite tener buena llegada y buen dialogo con los más chicos. Tratamos de no trasmitirles presiones y mostrarles las ventajas que se sacan con el hecho de estar, de trabajar. Es más una palabra de convicción.

CHER: Tanto a vos como a Matías Pagano los respetan mucho dentro del plantel.

M.C: El respeto se gana con respeto, no hay mucha historia en eso. Si al pibe lo tratas bien, él te trata bien. Lo único que no podes hacer es mentirle. Muchos han entendido que el sacrificio es lo más importante y aunque parezca mentira, los chicos se cuidan. Seguramente que salen y se toman alguna cerveza, pero no van al exceso, conocen bien sus límites. Hoy estamos todos disfrutando, porque no tenemos nada que perder. Perder, perdió Viamonte que tiene 6 o 7 jugadores pagos. Nosotros sacamos a los jugadores a último momento del laburo para ir a jugar.

CHER: Seguro que no es el momento para pensar en esto, pero ¿que tenes pensado para el futuro?

M.C: Es muy difícil darle certezas al futuro. En lo inmediato, quiero terminar el año de la mejor manera posible. Estar tan cerca en ambos torneos es algo muy importante después de haber vuelto a jugar al fútbol a esta edad. Para el año que viene hay algunos proyectos dentro de la Peña, supeditado a los cambios que puede haber en lo dirigencial. Después decidiremos de que lado, si de adentro o de afuera de la cancha. Yo hace mucho había dicho que no tenía pensado volver a dirigir, solo. Con un bien grupo de trabajo, no sería descabellado. Pero también hay que respetar la decisión de Diego Ortega. A mí me parece que el al grupo que hay ahora hay que seguir potenciándolo. Hay mucho material ahora y para abajo también, pero bueno hay que llevarlos de a poco.

CHER: Llevas 26 años como jugador, más allá de algún periodo de ausencia ¿Qué es lo más lindo que te paso en esos años?

M.C: Lo del domingo pasado, sin dudas.

CHER: ¿Y fuera de lo deportivo?

M.C: La cantidad de gente que conocí, de buena gente. El reconocimiento. Todavía es como que a uno le cuesta procesar algunas cosas, es mucho tiempo y han pasado muchas cosas

CHER: ¿Y cosas que te reproches?

M.C: Sí, hubo varios años de ausencias. Un lapso entre 2001 y 2005 que no jugué, después entre 2018 y 2012 y entre 2013 y 2017, que fue cuando volví. En esos lapsos por diferentes motivos deje de jugar y me arrepiento enormemente. Por eso  los pibes siempre les digo que aprovechen al máximo el tiempo en el que pueden jugar, porque después llega el día en el que no hay vuelta atrás.

CHER: ¿Qué mensaje te gustaría dejarle a la gente de Peña que seguramente está muy ilusionada con lo que están haciendo ustedes?

M.C: El grupo de “locos” que siempre va a ver a la Paña estuvo siempre. Los que se fueron sumando son bienvenidos e igualmente esto es para toda la gente del fútbol de Chacbauco. Así como todos acompañamos a 9 de Julio cuando le ha tocado jugar finales de torneo importantes, me parece que para el fútbol de Chacabuco no deja de ser una instancia importante y estar presentes el algo gratificante y es lindo que todos nos acompañen. Nosotros dentro de la cancha vamos a hacer todo lo posible para que el título se quede acá.