Vivienda: ante las mentiras de Aiola y los empresarios, Plan de Viviendas Populares

Los precandidatos a concejal por el Frente de Izquierda, Antonella Schettino y Enrique Chilano recorrieron la quinta 791.

A principios de 2017 Víctor Aiola prometió la construcción de 272 viviendas en el marco del programa federal “Techo Digno” divididas en tres quintas. La licitación se la dio a empresas de construcción locales y su monto ascendía a $20 millones. Luego de una reunión con el Instituto Provincial de la Vivienda y aduciendo una elevada inflación, el plan se redujo a 132 viviendas. El pago de los terrenos se realizó durante la gestión anterior (FdT).

Publicidad

Los vecinos, en su mayoría empleados municipales con salarios de miseria, pagaron en su totalidad los terrenos a través de cupones. Cuentan con las cuponeras, no hay escrituras. La construcción de las viviendas quedó a cargo de Cambiemos en la gestión Aiola. El avance de las mismas fue dispar: la mayor parte de las casas solo tienen cimientos y otras llegaron al lintel. Hoy a 4 años del comienzo de obra la misma está completamente detenida. Los pastizales cubren los sueños de vivienda de cientos de personas.

El gobierno de Juntos planteó a los vecinos que no hay fecha de reinicio de la obra. Cuando las personas pidieron poder construir ellos solos los presionaron para que renuncien al plan de construcción. Muchos decidieron vender a bajo precio sus lotes para poder subsistir ante la desidia del Municipio.

Párrafo aparte merecen los servicios de las quintas. En la 791 no hay alumbrado, ni red eléctrica, no hay cloacas, mucho menos gas. El Estado otorga terrenos sin servicios y papeles. Las falsas promesas se entremezclan con el ajuste que todos los que gobiernan nuestra ciudad llevan adelante en perjuicio de las mayorías populares.

Publicidad

Desde el Partido Obrero nos solidarizamos con los vecinos, llamamos a organizarse por la reactivación del Plan y proponemos un Plan de Viviendas Sociales con cuotas que no superen el 25% del salario familiar para vivienda única y administrado por los mismos trabajadores .

Planteamos que el Municipio compre quintas y las lotée, planos sociales gratuitos predeterminados y servicios a cargo del Estado financiados por un impuesto progresivo a los especuladores inmobiliarios y el agro-negocio. Además de la propia vivienda, este plan serviría para dar trabajo a albañiles, plomeros, electricistas e impulsar la economía local, completamente estancada, y además disminuir el costo de la tierra y los alquileres.

Por un Banco de Tierras para conocer los lotes fiscales y ociosos para entregarlos a trabajadores. Vamos por una Ley de Alquileres que no superen el 25% del ingreso familiar.
Partido Obrero en el Frente de Izquierda Unidad.

Publicidad

Comentarios