OPINIÓN

Vencedores vencidos

[OPINIÓN] ¿Por qué, gane quien gane, ambos espacios podrían considerarse perdedores?. por Sebastián Scandizzo

Ya pasaron dos días de finalizados los comicios legislativos y aún en nuestra ciudad no hay un vencedor.

Publicidad

Cuando la junta electoral termine la próxima semana de contar los votos en el escrutinio definitivo se sabrá, y solo a título informativo, quien ingresa cinco y quien cuatro concejales al concejo deliberante. De victorias políticas, lejos.

El espacio de Juntos, con Pérez a la cabeza, fue a una elección confiando en el poderío del hasta ahora siempre ganador por amplia diferencia, Víctor Aiola. La campaña empezó con un intendente un poco alejado del primer candidato, pero rápidamente tuvo que salir a la cancha al ver que su figura era necesaria para contrarrestar el alto conocimiento del candidato opositor, Darío Golía y el bajo conocimiento del propio, Alejo Pérez. Así fue que la campaña comenzó a centrarse en Aiola-Pérez. En carteles, en actos, en afiches. Solo le faltó en la boleta, en donde obviamente no se pudo porque está prohibido.

El intendente no está acostumbrado a perder, tampoco a ganar por poca diferencia y estás son algunas de las opciones que podrán darse al finalizar de contar voto por voto.

Publicidad

Un golpe de realidad cayó sobre el espacio Juntos en Chacabuco que acostumbraba desde el año 2015 a no sacar menos de 15 mil votos, alcanzando un histórico de 18379 hace tan solo 2 años. Perdieron 4.500 votos

“A gestionar”

El lunes rápidamente Aiola convocó a una reunión con todo el gabinete. Al contrario de lo que podría suponerse, el clima no fue tenso y el jefe comunal dejó en claro que se vendrán cambios y que de cara al 2023 habrá que empezar a gestionar con más intensidad.

En la vereda de enfrente también hay perdedores. El Partido Justicialista puso toda carne al asador. Llevó de candidato a concejal a quien sin dudas es su “mejor” figura. Es por lejos quien más mide en las encuestas, por ende, el resultado sería el mejor número del Justicialismo, su “techo”.

No solo el PJ llevó a su mejor candidato, sino que supo afianzar una lista de unidad con quienes creyó los mejores de cada espacio, dejando afuera al espacio del actual concejal Martín Carnaghi. Así, con casi todo, sacó mil votos menos que en el 2019 cuando el espacio llevaba a Ricardo Ciminelli a la cabeza.

Por los argumentos vertidos en estas líneas hablamos de vencedores vencidos de ambos bandos. Estos números podrán ser analizados con otras miradas, pero la única verdad es la realidad; “Todos Juntos” perdieron casi seis mil votos en dos años; votos de vecinos que optaron por otra fuerza o que prefirieron quedarse en sus casas.

Ahora a partir de diciembre arrancan dos años de campaña, en las que claramente ninguno se sabe ganador y tendrán que demostrarle a la sociedad que están a la altura de gobernar a nuestro querido Chacabuco

Publicidad

Comentarios

  1. Quienes? La clase política? Y si muchos perdieron contacto con la nave nodriza . Tanto que se proponen como salvadores luego de habernos hundido Sin ir lejos,los que ganaron ya empezaron a pelearse por el 2023,eso es realidad?Eso es un conventillo de pasillo.

Comentarios