“Un ex intendente ha nombrado muchos empleados y ha comprometido la viabilidad del municipio por dos décadas”

El intendente Víctor Aiola, se refirió a la gestión de Darío Golía y la actual negociación paritaria.

En una extensa nota que realizamos al Intendente Víctor Aiola, hablamos de diversos temas, entre ellos, las paritarias municipales que se están llevando adelante y que llevan ya 12 encuentros sin acuerdo.

El Intendente explicó que “decidí no participar porque me estoy ocupando de la pandemia, del manejo de esta situación tan compleja. El intendente tiene que estar ahí, al mando, tomando decisiones. Por otro lado, no participo, porque tengo al jefe de Gabinete, Nerón Chari; al secretario de Gobierno, Alejo Pérez, gente que tiene la total libertad y mi confianza para tomar determinaciones. Los acompañan el secretario de Hacienda, Esteban Güida; la jefa de Personal, Georgina Silva y el asesor externo, Horacio Barreiro.

“¿Barreiro fue contratado por el municipio?”, preguntamos.

A Barreiro no lo contratamos, es un asesor Ad Honorem, es un correligionario, un amigo. Fuimos miembros del Comité Provincia, es una persona que lo hace porque quiere Chacabuco y porque tiene un compromiso con el radicalismo y apoya a intendentes radicales”, contestó.

Sobre su ausencia en las reuniones paritarias dijo “Yo no pido que venga el secretario general de ATE, el Colorado Isasi, a discutir conmigo. Él tiene su gente, está el secretario general de Chacabuco, Horacio Calarco y yo tengo mucha confianza en la gente mía y en su experiencia”.

“Sabemos que vamos a llegar a un acuerdo”, adelantó. “Estamos charlando para tratar de recomponer el salario, nosotros no decimos que el empleado municipal no merece el aumento, en la última reunión se ofreció un Bono de $10.000 Y pasar al básico una determinada cifra. Los sindicalistas defienden los intereses de los trabajadores y lo entendemos así”.

Luego Aiola se refirió a las paritarias a nivel provincial: “la provincia dio un 14% de aumento a los docentes, los empleados de comercio van en la misma línea y sabemos que nunca es suficiente, pero Chacabuco tiene el cuarto o quinto lugar en cuanto a sueldos de la provincia de Buenos Aires; a veces que se compara con Salto que dio 40% de aumento, pero Salto tiene $11.000 de básico”.

Tenemos que dar la mayor recomposición posible, pero sin afectar la viabilidad del municipio. Tenemos un compromiso, no sólo por los 1.600 empleados que tiene el municipio sino por los 55.000 habitantes que tiene Chacabuco. Tenemos que ofrecer algo que podamos pagar”.

“En estos cinco años siempre hemos pagado los sueldos en los plazos que estipula la ley. Estoy contento con cómo se están llevando adelante las negociaciones salariales”, opinó.

“Es cierto que los salarios de Chacabuco son de los más altos de la provincia, pero también es cierto qué Chacabuco es uno de los municipios más beneficiados con la coparticipación provincial. Teniendo en cuenta que el presupuesto aumentó y los salarios siguen atrasados al año pasado, ¿Cuál es el problema financiero para no poder abonar un aumento salarial?”, preguntamos al Jefe Comunal.

La coparticipación es alta si la comparamos con Junín, por ejemplo, porque acá es todo público: la recolección de residuos es pública, el hospital, que tiene 450 empleados, es público. En Junín el hospital es provincial y la recolección de residuos es privada. Entonces en Chacabuco la masa salarial es muy grande.

Esto sumado a alguna gestión anterior que ha nombrado mucha cantidad de empleados, mucha, y eso ha comprometido la viabilidad del municipio por dos décadas fácilmente. Es más, ha comprometido mucho al intendente (Mauricio) Barrientos.

Por eso estamos haciendo un trabajo muy importante por mantener la cantidad de empleados o disminuir y tener lo justo, porque la masa salarial es enorme y representa un número enorme del presupuesto”.

Luego volvió a insistir con los servicios públicos que brinda el municipio: “como decía, agua, cloacas, barrido, limpieza, salud en Chacabuco es todo público…”

“¿Tenés pensado privatizar alguno?”, preguntamos.

De ninguna manera, pensamos que el empleado municipal trabaja muy bien y no necesitamos que una empresa de afuera venga a llevarse el dinero de Chacabuco”, contestó.  

El dato aislado de que Chacabuco recibe mucha coparticipación no tiene validez si no se lo compara con la masa salarial y con los Servicios que presta”, agregó.

“Este Víctor Aiola, ¿heredó una mejor o peor situación económica que la que heredó el Víctor Aiola del 2015?”, preguntamos para cerrar el tema.

“En noviembre del año pasado determine la emergencia económica por el tema de la hiperinflación que es un impuesto que pagan los pobres, pero también lo pagan los municipios más pobres y más complicados. La situación económica a fines de 2019 se complicó mucho porque insumos como el oxígeno, los medicamentos, aumentaron en los últimos seis meses de ese año un 500%.

“Hoy estamos haciendo un esfuerzo enorme para pagar los sueldos, para poner en funcionamiento el municipio. Es difícil gestionar, pero vale la pena porque Chacabuco está mucho mejor que en el 2015. Y cuando termine esta gestión, va a estar mucho mejor aún. Soy optimista siempre hablo de la ciudad modelo, falta para eso, pero todos los días que me levanto trabajo para que Chacabuco esté mejor”.

Esta es la nota completa:

Una respuesta a ““Un ex intendente ha nombrado muchos empleados y ha comprometido la viabilidad del municipio por dos décadas””

  1. Tras los últimos datos presentados por el Ministerio de Sanidad, en el cual el porcentaje total de brotes asociados a la actividad deportiva es del 0,28% del total de España y baja al 0,22% si nos referimos a los casos positivos, la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Deportivas ha publicado un comunicado en el que reivindica la necesidad de contar con apoyos específicos a los gimnasios para superar la situación derivada de la pandemia actual, agravada por las actuales restricciones adoptadas en diferentes Comunidades Autónomas.

Deja un comentario