ZONALES

Tres policías fueron detenidos en Junín, acusados de formar parte de una banda delictiva

Se negaron a prestar declaración.

De acuerdo a lo informado por los colegas de Junin24, tres efectivos policiales que cumplían hasta el martes funciones en Comisaría Primera, están detenidos e imputados en una causa por dos hechos de Amenazas Coactivas, Falsedad ideológica y robo calificado en poblado y en banda. La noticia cayó como un balde de agua fría en la comunidad, malestar en la propia fuerza de seguridad y según trascendió ya habría comenzado a generar movimiento de personal policial y posiblemente entre las autoridades de distintas dependencias. La investigación, dirigida por la titular de la fiscalía 4, Dra. Pamela Ricci también cuenta con la intervención de la Ayudantía Fiscal de General Arenales dado que el hecho en cuestión, comenzó en ese Partido.

LOS HECHOS:

El chofer de un coche de alquiler –juninense- es convocado el 10 de enero, para que se traslade a la ciudad de General Arenales, donde le iban a entregar ciertos elementos que debería traer, en principio, a Junín. Lo que ignoraba en ese momento el taxista es que el paquete era producto de un ilícito cometido con la modalidad conocida como cuento del tío.

Cuando se movilizaba por la Ruta Provincial 65 y el delito se había descubierto, uniformados de distintas dependencias comenzaban con la búsqueda del vehículo, montando un operativo cerrojo. Es así que terminan interceptándolo tres uniformados que, con posterioridad se iba a descubrir, no formaban parte de los afectados a la búsqueda. Fueron quienes lo retuvieron, se apoderaron de los bienes, lo amenazaron y obligaron a prestar declaración con argumentos “armados” por los funcionarios.

A medida que la causa iba avanzando e iban surgiendo distintos indicios y pruebas -que no coincidían con la primera declaración- bajo amenaza llegó a cambiarla en cuatro oportunidades.La causa cada vez se enrarecía más hasta que finalmente, la fiscal, el ayudante de fiscalía y una secretaria se presentaron en la parada de taxis para la que trabaja el chofer, lo trasladaron a sede de fiscalía, sospechado de falso testimonio.

Esa audiencia se prolongó por cinco horas hasta que finalmente, la víctima de esta historia, se decidió a contar la verdad, previo pedir custodia. Iba a explicar lo que se sospechaba.

Durante meses fue amenazado para evitar que contara e identificara a los policías que se habían apoderado de los bienes que trasladaba en el taxi. Llegaban a pasar por la parada de taxis de manera intimidatoria. La misma fiscalía solicitó una pericia psicológica que arrojó como resultado, entre otros detalles, que estaba atravesando un shock post traumático, que sus dichos eran veraces y vivía un verdadero “tormento”.

También se agregaron a la investigación de fiscalía, escuchas telefónicas de los tres funcionarios sospechados de ser los autores de los ilícitos.Finalmente, a las 6 de la mañana del miércoles, se trasladaron funcionarios judiciales y de Policía Federal, a sede de Comisaría Primera.

Tres fueron los uniformados detenidos que en la misma tarde de ayer en el edificio San José, cumplieron con lo establecido por el artículo 308. Se negaron a declarar, asistidos cada uno de ellos por un abogado particular diferente.Acto seguido fueron trasladados y quedaron alojados en una dependencia específica -30 de Agosto-, a la que habitualmente son derivados policías y funcionarios judiciales infieles .Las imputaciones que pesan sobre los uniformados son las de Robo calificado en poblado y en banda, falsedad ideológica (habrían llegado a fraguar un acta de procedimiento) y amenazas coactivas.

UN DETALLE

Al mencionar que se fraguó un acta de procedimiento, vale destacar que los detenidos hoy, habrían sido los mimos que comenzaron la investigación luego de retener al taxista.

VARIAS PREGUNTAS…HASTA AHORA SIN RESPUESTAS

¿Nadie sabía nada en la propia fuerza?¿Asuntos Internos –que ya habría contado con información fehaciente- hizo algo?, ¿Tomó alguna medida o miró para el costado?

NO SON TODOS IGUALES

Nobleza obliga. Mientras la justicia investiga el accionar delictivo de quienes deberían encargarse de brindar seguridad a los vecinos, hay muchos otros que ponen el cuerpo todos los días sin siquiera preguntarse cuánto dinero cobran a fin de mes.

FUENTE: JUNÍN24

Para recibir las noticias de Chacabuco en Red gratis en tu celular hace click ACÁ.

Comentarios