PROVINCIALES

Tras la muerte de dos personas, el Ministerio de Salud investiga un brote de intoxicación alimentaria

Los casos ocurrieron en la localidad de Berazategui.

El Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires emitió hoy un comunicado mediante el cual anunció que investiga un posible brote de intixocación alimentaria a raíz de los cuatro casos reportados en el municipio de Berazategui, de los cuales dos pacientes murieron en las últimas horas. Mientras que en el caso del primier fallecido se confirmó la presencia de Salmonella typhimurium, en el segundo se detectó rastros de Shigella y Salmonella.

Según precisaron desde la cartera conducida por el ministro Nicolás Kreplak, los dos casos que derivaron en la muerte de los pacientes afectados corresponden a dos hombres de 48 y 36 años que ingresaron al hospital Evita Pueblo de Berazategui con un cuadro de diarrea, vómitos y otros síntomas compatibles con intoxicación alimentaria. En ambos casos, los damnificados confirmaron haber comido carne y achuras.

“El caso de las personas fallecidas llamó la atención por la gravedad y la toxicidad. Independientemente del tratamiento médico, las dos personas presentaron un fallo multiorgánico y fallecieron”, explicó ayer el doctor Martín Garaycochea, director asociado del Hospital Evita Pueblo, en diálogo con el canal de noticias TN.

Ante esta preocupante situación, se procedió a la notificación correspondiente a la Dirección de Bromatología de la Municipalidad de Berazategui, cuyo personal tomó muestras de mercadería y las envió para su análisis al SENASA (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria) e INAL (Instituto Nacional de Alimentos). También se clausuraron los establecimientos involucrados.

Con el fin de identificar el agente etiológico, las muestras de los pacientes afectados fueron derivadas al Laboratorio Nacional de Referencia ANLIS Malbrán, en tanto que las muestras de alimento se encuentran en el Instituto Nacional de Alimentos.

Además, está en estudio un posible tercer caso. Se trata de una persona que también fue internada por intoxicación. “Es una persona que está en terapia y, hasta ahora, lo único quese cultivó es una bacteria que nada tiene que ver con los otros dos casos. Si bien no está descartado, tampoco está confirmado que sea el mismo caso. Si bien todavía está con respirador, está mejorando y le sacaron algunas drogas, para mantenerle la presión en los valores que tiene que tener. No hay un cultivo que confirme que se trata de una shigella o salmonella”, detalló el doctor Garaycochea.

Si bien durante las últimas horas trascendieron algunos audios de WhatsApp que alertaban sobre más casos de intoxicación en la zona sur del Gran Buenos Aires, estas versiones aún no fueron confirmadas por fuentes oficiales.

Recomendaciones para la población

Frente a este complejo escenario, las autoridades sanitarias bonaerenses difundieron una serie de sugerencias a fin de evitar más casos de intoxicación alimentaria:

– Utilizar agua segura. Si no es agua de red: agregar dos gotas de lavandina por litro de agua o hervirla de 2 a 3 minutos o utilizar pastillas potabilizadoras.

– Lavarse las manos con agua y jabón después de ir al baño, después de cambiar pañales y antes de amamantar. También antes y después de preparar alimentos (en especial después de tocar carne cruda) y consumirlos.

– Mantener la higiene en la preparación de alimentos.

– Utilizar alimentos frescos, limpios, bien cocinados y recientemente preparados.

– Lavado de vegetales: lavar y desinfectar cuidadosamente con agua segura frutas y verduras sobre todo si se consumen crudas y en lo posible, pelarlas.

– Cocinar bien los alimentos: los huevos hasta que tengan consistencia dura. Si los huevos tienen olor o sabor extraño, no consumirlos.

– Las carnes deben estar bien cocidas por dentro y por fuera, hasta que pierdan totalmente el color rosado, teniendo especial cuidado con la carne picada, hamburguesas, albóndigas, empanadas, pastel de carne, achuras, etc. Cocción correcta: cocinar completamente hasta que no queden partes rosadas en su interior y sus jugos sean claros (mínimo 71°C en el centro de la pieza).

– No consumir carne si tiene mal olor al momento de prepararla o si perdió la cadena de frío. Las carnes no deben descongelarse más de una vez en caso de haber sido frizadas.

– No usar el mismo cuchillo, tabla o mesada donde se apoyó carne cruda para cortar otros alimentos, sin antes lavarlos con agua y detergente.

– Evitar la contaminación cruzada: en las áreas de preparación de alimentos limpiar y desinfectar las superficies, las tablas de cortar y los utensilios después de que hayan tomado contacto con carne cruda y/o sus jugos.

– Separar las carnes crudas y/o sus jugos de los alimentos listos para consumir, principalmente durante la compra, el almacenamiento y la preparación de los mismos.

– Consumir leche, derivados lácteos y jugos que estén pasteurizados.

– Conservar alimentos frescos y cocidos en la heladera.

– Evitar la ingesta de medicamentos sin indicación médica e infusiones caseras.

Fuente: Infobae.

Para recibir las noticias de Chacabuco en Red gratis en tu celular hace click ACÁ.

Comentarios