Segunda ola: el Estado es responsable. ¿Qué propone la izquierda?

Publicación del Partido Obrero de Chacabuco.

Adentrándonos en la segunda ola del virus, con un récord de 22.000 casos a nivel país, con el 100% de la actividad productiva habilitada, con los alumnos y docentes en las aulas, comienza a preocupar nuevamente la ocupación de camas de terapia intensiva. A este cuadro se suma el lento arribo de vacunas y su distribución con un porcentaje muy bajo de población vacunada con la segunda dosis. En conferencia de prensa la Ministra de Salud Vizzoti deslizó que “los contagios no se dan en fábricas ni en las aulas”. Que tomarán medidas que “no afecten el aparato productivo”. Fernández anunció medidas cosméticas que no van a frenar el aumento exponencial de casos.

Ante el cuadro que se avecina de colapso y crisis sanitaria más profunda el gobierno responde a la bolsonaro: vuelve a priorizar los intereses patronales / económicos y dejando de lado la salud y las vidas de trabajadores y jubilados. Ni hablar de medidas de sustento económico (los datos del Indec muestran 19 millones de pobres) para paelear una posible cuarentena, el ya insuficiente IFE fue cortado y no se prevé retomarlo, no se otorga conectividad, ni wifi, ni computadoras a los pibes para que puedan estudiar, se recortan los presupuestos en salud y no se interviene en lo más mínimo el sistema de salud privado. Se intenta volver a depositar las culpas solo en la responsabilidad individual. El gobierno está totalmente empantanado y sometido al FMI, de ahí que no toma ninguna medida que enfrente el interés patronal, del capital extranjero a pesar de que eso implique pérdidas de vidas. La responsabilidad de la crisis económica / social / sanitaria recae en el actual gobierno del Frente de Todos y todos los que gobernaron en las últimas décadas.

Párrafo aparte merece la vacunación, desde el oficialismo plantean una crisis internacional en la entrega de vacunas, pero la realidad es que las producimos en Garín, provincia de Buenos Aires, más de 20 millones de dosis en el laboratorio mABxience del empresario “nac and pop“ Sigman, asociado con el magnate Slim. Los mismos incumplieron el acuerdo de devolver 22 millones de dosis. Desde nuestro espacio y la comunidad científica se exige que se incauten las vacunas y sirvan para la población local y para cubrir la demanda latinoamericana. Las vacunas están, pero se las llevan.

Desde el Partido Obrero planteamos como salida un control popular de la cuarentena: 1. Vacunas para todos. Intervenir el laboratorio de Sigman y garantizar la producción y envasado de la vacuna en el país. 2. Centralizar el sistema de salud en un plan sanitario unificado con los recursos públicos y privados. 3. Semáforo epidemiológico para determinar la continuidad o no de las clases presenciales. Con más de 200 casos cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días debe pasarse a clases virtuales. 4. Protocolos de los trabajadores en los lugares de trabajo. Suspender actividades no esenciales. 5. Seguro al desocupado de 40.000 pesos y garantía salarial para todos los trabajadores. 6. Aumento del reparto de alimentos y kits de higiene en los barrios. Estas medidas sólo pueden ser financiadas mediante el no pago de la deuda externa. Esta crisis requiere organizar el sistema social y productivo bajo nuevas bases: un gobierno de los trabajadores para sacarnos de la catástrofe a la que nos llevan peronistas y macristas.

Partido Obrero Chacabuco

Deja un comentario