Seamos realistas…

Por Daniel Beade, miembro fundador de la Escuela Digital Humanista Modo Virtual.

“Seamos realistas, pidamos lo imposible”

Frase del filósofo Herbert Marcuse, fue la expresión que definió la primavera francesa de 1968 y en particular las manifestaciones estudiantiles de mayo de aquel año.

¿Tiene sentido esta frase tan proclamada en su momento en carteles, pintadas y manifestaciones?

No es una pregunta que deba tomarse a la ligera.


Tiene todo el sentido del mundo. Nos obliga a replantearnos el significado mismo de la palabra “imposible”.

Una palabra que la mayoría de veces es un prejuicio, una limitación producto de nuestra propia mente, una creencia limitante que nos hace ver el mundo no como es, sino desde las miradas de las limitaciones que impone el miedo mal calibrado, mal estimado, el miedo sin objeto.

Solo hay que mirar la historia.

Es más, podríamos cerrar aún más el círculo y fijarnos solo en la historia contemporánea y el mundo empresarial (para poner ejemplos cotidianos).

Lee estas tres frases:

«El teléfono no puede ser considerado como medio para comunicarse: es un aparato intrínsecamente sin valor»

Lo dijo en 1876 un directivo de la compañía Western Union, cubriéndose de gloria.

«¿Quién diablos querrá oír hablar a los actores en el cine?»

Lo expresó en 1927 Henry Byron Warner, uno de los actores del cine mudo más destacados de su tiempo.

«No hay ninguna razón por la que las personas tengan un ordenador en casa.»

Sentencia dicha en el año 1977 por parte de un directivo del Olsen Digital Corporation.

¿Qué conclusión podrías sacar de aquí?

Yo diría que…Si estas tres personas, que aparentemente tenían gran conocimiento sobre su materia, erraron de manera tan sonada sobre lo que era imposible, ¿quienes somos nosotros para decir lo que somos incapaces de hacer?

Por eso, quiero terminar con una breve reflexión.

El techo de lo imposible está a menudo en nuestra mente, no tiene sustancia real y corresponde a cada cual romper ese techo para ir más allá de nuestras creencias.

Si crees profundamente en que tu Objetivo o Meta puede cambiar tu vida: persevera, aprende de los errores, cuestiónate siempre cómo seguir mejorando, sé humilde para saber encajar las críticas constructivas de los demás.

Mantén los pies en el suelo, pero la cabeza en las estrellas, en tu anhelo, en tu horizonte deseado, en tu meta.

Cuestiona y valida si ese propósito “imposible” que tienes, lo es realmente o no.

Es posible que llegues a la conclusión de que, si bien puede que no sea imposible, en tu caso te parece muy difícil o que tus condiciones externas no te lo permiten.

Perfecto, ya ha dejado de ser imposible.

Hablo de la “imposibilidad” de conseguir un propósito porque es el caso más extremo y que te puede llevar a no intentarlo. No obstante, también puede ser que tu Objetivo o Meta no sea imposible, pero que creas que es excesivamente difícil o que, aunque sea posible, no está reservada para ti. En ese caso, la solución es la misma. Crear un plan que te permita lograr ese propósito. Así es como dejas de verlo tan difícil.

Que tengas un gran día , un abrazo enorme lleno de luz, de calma y alegría.

Daniel Beade

Miembro Fundador Escuela

Digital Humanista Modo Virtual


Te dejo la invitación para unirte a nuestro nuestra increíble comunidad. Por favor abre este enlace para unirte,  · QUIERO UNIRME ·  allí  te vas a encontrar con un maravilloso grupo de gente que como tú también desea potenciar su atención plena, generar el hábito de meditar, acabar con el estrés y ganar paz y serenidad. Todos son gente súper seria, con ganas de evolucionar personal o profesionalmente ¡Así que no desaproveches esta oportunidad Únete gratuitamente a nuestra escuela. !   

https://chat.whatsapp.com/KchjHgnt5mC14MCr11m314

Nuestro teléfono de contacto:  11 3938 4595

¡Buscanos y seguinos en las redes sociales!

Facebook

https://www.facebook.com/Modo-Virtual-101654341549244/

Instagram

https://www.instagram.com/modo.virtual/

Deja un comentario