“Se ve al agro de una sola manera: transgénico y agrotóxico”

El referente de Chacabuco Sustentable, Santiago Muhape, habla sobre la forma ecológica de cultivar y de la legislación que regula las fumigaciones.

Chacabuco en Red: ¿En qué consistía el decreto que regulaba las zonas de fumigación y por qué la gobernadora anunció su marcha atrás en los últimos días?

Santiago Muhape: El decreto va para atrás por la cantidad de personas y asociaciones que se han manifestado en contra y preocupados por traernos la fumigación de manera legal a las puertas de nuestras casas. Igualmente, es un anuncio, no es un decreto. Entonces, no sabemos si esto es una trampa para que quede un vacío legal o es algo serio. Pero nos estamos dando cuenta de que es lo primero.

En principio acá en Chacabuco, el día del Cáncer Infantil, en el año 2017, se realizó una sesión del Concejo Deliberante, donde se aprobó una ordenanza denominada “buenas practicas agronómicas”, con eso se lleva a decir que utilizándose “bien” las practicas con agroquímicos, se pueden realizar en todas partes, argumentando que no es perjudicial para la salud de los ciudadanos.

Pero hay que tener en cuenta que la humedad y las condiciones climáticas de esta zona, hace que ese argumento no sea demasiado válido.

CHER: ¿Ese proyecto vino de provincia?

SM: En realidad, viene de Nación. En la provincia de Buenos Aires lo lleva a cabo el Colegio De Ingenieros Agrónomos de la Provincia, ellos se encargan de presentar los proyectos en los municipios y como estos tienen autonomía, las ordenanzas se hacen en forma individual. Esto es lo que nosotros siempre marcamos, que no hay una visión unificadora del tratamiento de agroquímicos.

Existe una Ley provincial, que demarca zonas en las cuales no se puede fumigar, lo que no significa que no se pueda sembrar. Pero a su vez, el proyecto de “buenas prácticas agronómicas” lo que hace es confundir las zonas de amortiguación con la zona de exclusión, argumentando que los productos utilizados son de “banda verde” y que no son tan nocivos, pero lo cierto es que, en décadas anteriores, se utilizaba 1 litro de agroquímico por hectárea de soja, y hoy se utilizan 14 litros. Lo increíble es que la gente común frente a todo esto, no puede hacer una denuncia, porque el hecho de que te fumiguen no es algo ilegal.

CHER: En el 2017 se trató la ordenanza ¿Cómo fue aprobada?

SM: La ordenanza no se aprobó en forma conjunta. Asistimos a algunas reuniones donde plantamos nuestros proyectos, pero no hubo caso, las reuniones eran monótonas y el único discurso era el hecho de implementar las llamadas “buenas practicas agronómicas”. Después me di cuenta que eran invitaciones un poco ficticias porque nunca se llegó a una reunión de comisión donde se plantearan las cosas. Tampoco estuvieron presentes ni autoridades de Salud, ni autoridades educativas. También debieron estar presentes representantes de la población en general. Pero bueno como eso no pasó, hoy la comunidad se ve obligada a ser fumigada.

Yo participe en algunas reuniones de ecología en las que fui invitado tratando de hablar de algunas de nuestras ideas y proyectos. Yo en su momento le presenté algunos proyectos a Mauricio Barrientos, durante su gestión, con la intención de que se unifique un concepto productivo con un concepto de producción sustentable.

El tema es que la única opción que se ve es aquella que viene de la gente de Monsanto, donde ven al Agro de una sola manera que es transgénico y agrotóxico. Diferente es la posición de la agroecología donde se trabajan con diversos cultivos que hacen que la tierra se vea enriquecida.

CHER: ¿Hay experiencias de ese tipo en la Provincia de Buenos Aires?

SM: Sí, desde hace algún tiempo existe la Red Nacional de Municipios por la Agroecología en donde se han realizado trabajos en algunos campos. De acuerdo a las características del campo se ven las posibilidades de producir sin agroquímicos.

CHER: ¿Se podría producir soja con un plan de este tipo?

SM: Hoy se apunta a cultivos que tienen que ver con una alimentación más sana. La soja tiene que ver con una producción más bien industrial y con la exportación. Lo que tratamos nosotros de hacer con la agroecología es tratar de autoabastecer el mercado local. Chacabuco hoy es muy difícil, porque todos los productores se ven obligados a cultivar soja, maíz o trigo.

Hace poco se hizo una presentación el Lincoln, sonde se sembraron 5 hectáreas de sorgo completamente libres de agroquímicos y llegó a medir 3,5 metros.

CHER: ¿Cómo fue posible?

SM: En realidad, es un método que se utilizaba en la antigüedad. Se utilizan distintos vegetales que evitan la crecida de malas hierbas. Este sorgo fue sembrado con vicias y trébol. Los ciclos de crecimiento van haciendo de preparación para lo que necesita el cereal.

CHER:  Mencionaste que le dejaste un proyecto en su momento a Mauricio Barrientos, ¿En que quedó?

SM: En su momento fue muy difícil llevarlo a la práctica. Después, cuando el ya estaba como diputado empezamos a tratar de reflotarlo. Yo en su momento arme un grupo de trabajo, con gente idónea. Había, por ejemplo, una chica ingeniera agrónoma de Don Mario. Después en su momento, Jorge Ortega me presentó a quien ahora es Secretario de Medio Ambiente, Pablo Atencio y me pidió trabajar juntos para presentar un proyecto. Eso me pareció interesante, porque era como tener al “enemigo” en el mismo grupo, porque el defendía en sus discursos a los agroquímicos a toda costa.

Después, cuando llega esta gestión y el asume como Secretario de Medio Ambiente, pensé que íbamos a reflotar esta cuestión, pero él se empecino para aprobar la ordenanza de “buenas prácticas agronómicas”.

CHER:  Después de eso, ¿alguien se interesó en el proyecto?

SM: Si. Al tiempo se comunica conmigo Martín Carnaghi. Con él tuvimos algunas reuniones y me manifestó su interés de darle empuje al proyecto desde su lugar como político. Posteriormente me acompaño al primer encuentro de agroecología sustentable y pudimos acercar la política a esta cuestión. Por suerte, seguimos en contacto y la idea es cuando llegue el momento presentar una ordenanza modelo.

1 Comentario

  1. Los agroquimicos,prohibidos en muchos paises,traen enfermedades,entre ellas el cancer,especialmente en zonas de bajo control,que en este pais son muy comunes.La gobernadora,con su irresponsabilidad,despreciando al ser humano,que es prioridad,da marcha atras con la .medida tomada de limitacion de zonas de fumigacionon,o sea que,por mas que niegen los hechos,basados en estudios propios e internacionales y sin el control necesario que es comun en las zonas agricolas,estamos sufriendo el avance de enfermedades como el cancer ,la depredacion y migracion de la fauna natural.Todo por un aumento de ganancias de los señores dueños de la tierra incuidos los grandes pooles de compañias propias y extranjeras.Es un genocidio solapado y negado por estos sñores que solo piensan en sus ganancias.Desprecian sus propias vidas,de su familias y de pueblos enteros que sufren este flagelo.Sin la accion estatal,negada por las presiones ,sera dificil terminar con esto y seguiremos absorviendo este veneno.Hasta cuando?

Deja un comentario

Artículo anteriorDerrota y eliminación de Argentino
Artículo siguienteDaletto recorrió distritos de la 4ta sección