Recorrer caminos con corazón

Por Daniel Beade, formador.

Llegando al final de un año que nos empujó a cambios que ni podíamos imaginar, hoy lunes nos tomamos un rato para reflexionar. Un año en el que hicimos camino. Recorrimos nuevos territorios de vida inexplorados, conocimos a nuevas personas, vinieron cambios, vivimos momentos de diferente signo y ánimo, surgieron nuevas opciones que nos llevaron a elegir qué camino de la encrucijada queremos tomar.  La vida, en su latido, nos puso por delante nuevos horizontes.  Es lo que tiene la existencia, el factor sorpresa.

Publicidad

Recorrer caminos con corazón

Para mí, lo único que vale la pena es recorrer y atravesar en su totalidad caminos con corazón. Por estos caminos he decidido viajar.

Obviamente, de vez en cuando, es conveniente detenernos,  y cuestionarnos si los caminos que estamos transitando en nuestra vida (nuestras relaciones, nuestros proyectos profesionales, nuestros anhelos) tienen corazón. Es un ejercicio que no es fácil, requiere honestidad, requiere coraje, y capacidad para preguntarnos si el tiempo y energía que estamos invirtiendo en ellos tiene sentido.

Publicidad
  • La pregunta es: “¿Ese camino tiene corazón?”.

… Si lo tiene, el camino es bueno; si no, es inútil.

Los caminos no llevan a ninguna parte, pero unos tienen corazón y los otros no. Unos nos regalan un viaje totalmente placentero, y nos hacemos uno con ellos. Nos hacemos fuertes. Nos orientamos.  Son caminos que nos permiten correr, jugar, gritar libremente, expresarnos. Son caminos liberadores y llenos de paz. Los otros nos confunden, nos arruinan la vida, nos debilitan, nos sentimos incómodos, nos asfixian. Son caminos vestidos de odio y exclusión. Nos convencen de una historia donde los malos nunca somos nosotros sino los del camino de enfrente.

El problema es que nadie se plantea esta pregunta, y cuando finalmente cuando nos damos cuenta de que hemos seguido un camino sin corazón, el propio camino está a punto de devorarnos. Entonces surge la inquietud, la sospecha y luego, el deseo de escapar. En este punto muy pocos son capaces de parar a deliberar y abandonarlo. No es fácil, te obligarán a volver, te acosaran por la calle, por las redes, por whatsapp o por cualquier medio para que volvamos al rebaño.

  • Conocimos la libertad

Un día escapamos, y dejamos de estar amarrados a tantos prejuicios, a demasiada hostilidad y dogmas insensibles. Nos salimos, dejamos de estar adentro, de creer en esas mentiras que nos orientaban,  conocimos la libertad. Dejamos de ser malos y buenos, ángeles y demonios, ovejas y lobos, cielo e infierno para convertimos en seres humanos. Personas honestas con su propia alma. Para los del camino de al lado me perdí, para la vida me salve.

Deseo de corazón que el año que viene 2021 sea un año más amable que este 2020, que sea más esperanzador y mejor que este año que estamos a punto de despedir. Que los caminos que se abran estén llenos de corazón, estén llenos de sentido, valgan la pena, y sean de una plenitud para vos y para los que amas.

Que tengas una gran semana, un abrazo enorme lleno de luz, de calma y alegría.

Daniel.-

Para consultas, podés escribirnos por

Whatsapp al 1139384595 .

¡Buscanos y seguinos en las redes sociales!

FB:  https://www.facebook.com/Modo-Virtual-101654341549244/

IG:  https://www.instagram.com/modo.virtual/

YT: https://www.youtube.com/channel/UC2QQKDz5EKVg-mgiFeM5QUg

Conoce nuestra página web

www.modovirtual.com.ar

Publicidad

Comentarios