TECNOLOGÍA

Portabilidad numérica o comprar nueva línea: ¿Qué conviene?

Hoy en día, cambiar de equipo y/o de empresa telefónica es moneda corriente.

No son pocas las personas que se ven cambiando de forma regular, ya sea una cosa, la otra o ambas. Pero al hacer esto entra la duda sobre si deberíamos
conservar nuestro número o ir por otro.

No creemos que una sea mejor que otra tanto como que ambas opciones dependen de lo que busquemos y nuestra situación particular. En esta oportunidad, vamos a hablar un poco más sobre la portabilidad, además de revisar las razones por las que uno buscaría cambiar de línea.

¿Qué es la portabilidad?

La portabilidad es la posibilidad de cambiar de empresa telefónica manteniendo nuestro mismo número. Hoy en día el número de teléfono se ha vuelto algo bastante fijo. Sin embargo, algunos lectores podrán recordar que esto no siempre fue así.

Durante el surgimiento de los celulares, cambiar constantemente de número era algo bastante normal. En parte porque los teléfonos descartables estaban en su punto más alto, en parte porque tampoco había demasiadas ventajas en mantener un mismo número.

Pero mientras la presencia de los celulares fue aumentando en nuestra vida, contar con un número que nos identificara se terminó volviendo algo clave. Este número se volvió importante para todo tipo de trámites, desde los pequeños, como registrarse en ciertas páginas o servicios, hasta trámites
legales.

En base a esto, cambiar nuestro número trae consigo tener que actualizar todo esto, una tarea bastante trabajosa. Y esto solo mencionando la parte práctica: también es verdad que el cambio de número nos aleja de una buena cantidad de gente.

Una revisión rápida podría sorprender a cualquiera. La cantidad de contactos ocasionales que vamos acumulando con el pasar de los años es bastante mayor a lo que uno supone. Clientes ocasionales, conocidos varios, personas a quienes contactamos por tal o cual razón y han guardado nuestro número. La lista sigue.

Cuando mantenemos el mismo número, todos ellos tienen la posibilidad de contactarnos. Pero también en varias ocasiones también les da información sobre nosotros en otras redes sociales. Sitios como Instagram o X, entre otros, permiten que nuestro teléfono celular esté asociado a una cuenta, lo que
facilita encontrarnos a quienes tengan nuestro número.

Todo esto hace que el mantener un mismo número sea muy conveniente para quienes busquen contactarse con nosotros.

El caso a favor del cambio de número

Sin embargo, algunos de los puntos a favor de la portabilidad también tienen otra cara. Por un lado, como ya dijimos, si nuestra línea lleva varios años aumenta el número de personas que pueden acceder a nuestro número.

Esto no siempre es buscado, más en el caso de aquellas personas que estén buscando un poco más de privacidad. En estos casos, un cambio de número es una oportunidad para que sólo las personas que elijamos tengan un acceso directo a nuestro contacto.

Por otro lado, quienes por ejemplo hayan utilizado su número personal para el trabajo y busquen separar un poco ambas vidas encontrarán acá una buena oportunidad para hacerlo.

Mantener un número exclusivo para el trabajo y otro reservado para cuestiones personales es una práctica cada vez más común. Pero puede ser difícil de empezar si nuestro número ya tiene años de uso laboral.

Conclusión

Como puede ser difícil tomar una decisión con tantas cosas que considerar, queremos cerrar este artículo poniendo la información de la forma más clara y directa posible. Del lado de la portabilidad, algunos argumentos a favor vendrían a ser:
● Nos da la posibilidad de mantenernos disponibles para nuestros contactos anteriores.
● Nos ahorran tener que cambiar de número en varios perfiles y suscripciones.
● Hacen que nuestro número sea uno que quede grabado en nuestra memoria.
Pero por otro lado, tampoco podemos mencionar que las ventajas del cambio de número son:
● Nos permite separar nuestro teléfono personal y laboral en el caso de tenerlos mezclados.
● Al volver a cero nuestra lista de contactos podemos tener más privacidad sobre quien puede comunicarse con nosotros.

De una u otra forma, queda claro que las ventajas del cambio de número funcionan cuando hablamos de un cambio único. En el caso de tener que modificar constantemente nuestro número de teléfono sin dudas nos vemos con un asunto bastante molesto desde lo práctico.

Con esto terminamos el día de hoy. Esperamos que hayan podido sacar sus dudas sobre la portabilidad. Recuerden que en el caso de que quieran cambiar su número estamos hablando de una decisión permanente, ya que no podrán recuperarlo. De esta forma, es bueno pensar antes de hacerlo.

Para recibir las noticias de Chacabuco en Red gratis en tu celular hace click ACÁ.

Comentarios