Pirotecnia 0. Más luces y menos ruido

Solicitada Asociación Protectora de Animales de Chacabuco.

En los perros el sentido del oído es muy agudo, mucho más que el nuestro, lo que les permite percibir sonidos muy débiles que son totalmente inaudibles para los humanos. Esta percepción más alta genera que los ruidos producidos por las explosiones pirotécnicas les causen daño y sufrimiento; los aturdiéndolos, atemorizándolos y desconcertándolos. Dichos sonidos pueden generar que el animal se lastime intentando escapar o esconderse, o termine extraviándose. Les genera una respuesta de temor intensa al ruido.

Efectos
Los efectos en los animales de compañía pueden ir desde desórdenes emocionales hasta padecer depresiones y estrés. Por ejemplo, en los perros aumento de la presión sanguínea, respiración más acelerada de lo normal, pupilas que se dilatan, un incremento en la salivación, temblores momentáneos, cansancio repentino. El cuerpo del perro queda en tensión y éste puede desde ponerse a ladrar y empezar a moverse de un sitio a otro e incluso buscar refugio saltando sobre su dueño, hasta esconderse utilizando el cuerpo de su dueño como escudo. Además, pueden sufrir náuseas, temblores, jadeo, salivación, insuficiencia respiratoria, estrés, vómitos, convulsiones e incluso infarto en animales afectados de problemas cardíacos, aparte de la sobreexcitación habitual en estos casos.

Cuidados
Es importante recordar que la tenencia de un animal, sea o no de raza, significa una gran responsabilidad. No es un juguete y quien ama a sus mascotas seguramente no querrá hacerles daño. 
Se recomienda reducir o camuflar el ruido, bajando las persianas o subiendo el volumen de la televisión o radio. Además, de ser posible, dejar al perro en un ambiente tranquilo, alejado de las ventanas.

Una técnica para evitar que los animales sufran las consecuencias de la pirotecnia es la bautizada como “Tellington Ttouch”, se trata de ejercer presión en zonas clave del cuerpo con una tela. El vendaje debe cubrir la espalda y el pecho del perro, formando un 8, hasta lograr hacer un nudo en su espalda. Con este método, se logra activar el sistema nervioso y tranquilizar a la mascota. Este efecto “relax” calman su ansiedad y buscan alcanzar un equilibro físico y mental.
Si el vendaje no tiene efecto y tu mascota empieza a tener un ataque, los veterinarios aconsejan no sobrecargarlo con mimos, porque los termina poniendo más nerviosos.

Desde la Asociación Protectora de Animales Chacabuco vamos por la prohibición de uso y distribución de todos los artefactos de pirotecnia sonora. Le pedimos a la sociedad que tome conciencia sobre el no uso de estos artefactos. Pasemos unas fiestas en paz y sin sufrimiento para niños, ancianos y animales. 

Sumate a la campaña “Pirotecnia 0 – Mas luces, menos ruido”. Mandanos tu foto a nuestras redes sociales con la consigna para que la compartamos. Creemos conciencia entre todos de que la “diversión” de unos pocos no puede causar el sufrimiento de muchos seres.

Asociación Protectora de Animales Chacabuco