“Papá, abrazame que tengo miedo”

“Papá, abrazame que tengo miedo”

El padre de la joven Káren Oromé habló con Chacabuco en Red acerca de la recuperación de su hija que aún se encuentra internada.

En el día de hoy, Chacabuco en Red tomó contacto con Marcos Oromé, padre de Karen, la joven que el pasado 20 de septiembre sufrió un grave accidente de tránsito al salir expulsada cuando venía de acompañante en una moto.

Ante algunos pronósticos que señalaban que la joven podía tener graves secuelas motrices, su estado de salud de a poco va mejorando y cómo se la ve en la fotografía enviada por su padre, ya camina y sale al patio del hospital a recibir la visita de sus amigas.

Karen (de azul) recibiendo visitas en el patio del Hospital la semana pasada

En diálogo con Chacabuco en Red, Marcos comentó: “Karen mejora de a poco. Por suerte la rehabilitación va bien, empezó a caminar y a comer. De a poco está empezando a hablar y sigue haciendo Kinesiología“.

Y agregó: “Hoy hace un mes y 15 días que vivimos en el hospital, comemos, dormimos y nos bañamos acá, siempre al lado de nuestra hija”.

Papá abrazame que tengo miedo

Ante los pronósticos desfavorables que le fueron llegando, Marcos comentó que: “una noche me senté frente a la cama de Karen, le empecé a hablar, a decirle ´princesa, papá esta acá, no se va a mover de tu lado´, y en un momento pestañeo y me dijo ´papá, abrazame que tengo miedo´. Esas fueron sus primeras palabras. A partir de ahí comenzó su evolución. Ella aún no recuerda, hay momentos en los que me dice papi y otros en los que me dice profe”.

Además fue consultado acerca de los recursos con los que la familia consta para mantener su recuperación: “Desde Desarrollo Social nos dan una suma de dinero cada cierto período y ahora nos están buscando una casa para que Karen pueda seguir su recuperación, pero algunas autoridades municipales no aparecieron más, se borraron todas. La hermana del Intendente que tanto iba a Junin cuando Karen estaba entre la vida y la muerte, no se si se fue de Chacabuco porque nunca más la vi, ni escribieron; lo mismo la preceptora de la escuela. Hicieron política y se borraron. Los únicos que están acá conmigo y me escriben son Luciano Lamanna y Javier Dicundo (separados de su cargo VER NOTA). .

Para finalizar Oromé dijo: “la prótesis que ella necesita la consiguió el Hospital, el seguro de la Escuela no se dio para nada” y agradeció al personal del Hospital Municipal por la buena atención recibida.

Una respuesta a ““Papá, abrazame que tengo miedo””

Deja un comentario