“No dejen de compartir su foto hasta que aparezca”: el desesperado pedido de la mamá de Guadalupe en San Luis

Yamila Cialone, madre de la nena de cinco años que fue vista por última vez hace seis días en la capital provincial, pidió que por favor le devuelvan a su hija. “Soy la madre y tiene que estar conmigo. Que la deja en cualquier lugar público, que me la van a traer”, imploró

Este domingo, a seis días de la desaparición de su hija Guadalupe en San Luis, y luego de una manifestación donde vecinos y parientes reclamaron por la aparición con vida de la niña, su mamá, Yamila Cialone, habló desde la puerta de la casa de su hermana en el barrio 544 Viviendas, donde su hija de cinco años desapareció el lunes a la noche en un festejo de cumpleaños familiar.

“No dejen de compartir su foto (en las redes sociales) hasta que aparezca”, imploró la mujer a la comunidad y se mostró muy agradecida por el apoyo que vienen recibiendo.

Tras recordar lo que hizo el 14 de junio, Yamila dijo que confiaba en el trabajo que estaba llevando adelante la Policía, así como también en la Justicia. “Yo estoy nerviosa. Todo el tiempo estoy esperando noticias de Guadalupe. En algún lado tiene que estar. No se la pudo haber tragado la tierra así porque sí”, se desesperó y volvió a mandarle un mensaje a la persona que se llevó a su hija: “Que me la devuelva. Soy la madre y tiene que estar conmigo. Que la deja en cualquier lugar público, que me la van a traer”, dijo.

Ayer sábado, el papá de la nena Eric Lucero amplió su declaración ante el juez Ariel Parrillis para aportar “nuevos datos” vinculados a la búsqueda de la niña. “Recibió datos en su celular de personas que dicen haberla visto y se los aportó a la Justicia, que luego los descartó. Eran de personas que viven cerca del lugar donde desapareció Guadalupe”, indicó su abogado, Héctor Savala.

Según explicó el letrado, se trataba de “un dato recibido en las primeras horas de la mañana que luego se intentó corroborar con la persona que llamó y al no encontrarla en su domicilio, se decidió que conste en la causa este dato, que como otros, se han aportado a la investigación”. “Es uno más entre los tantos que hemos aportado a la causa”, señaló Savala a la agencia Télam y remarcó que fue recibido “en el teléfono particular del padre que ya fue peritado y devuelto por la justicia a los dos días de habérselo retirado para chequear sus llamados”, dijo Savala.

En declaraciones ante la prensa, Eric Lucero rogó a los presuntos captores de su hija que “no le hagan daño” y “si se sienten acorralados la entreguen o la dejen en algún lado”. También sostuvo que “no tiene antecedentes”, aseguró que jamás se involucró en actividades ilícitas.

En ese sentido, su abogado destacó que si bien aún no se descarta la hipótesis de un posible ataque sexual, los datos con los que cuenta el padre “apuntan a otro sector, a una relación cercana a otros miembros de la familia, que en su momento se darán a conocer”.

“Las relaciones de la familia de la nena no eran las mejores. Había muchas peleas. Esto no quiere decir que la desaparición esté relacionada pero es un dato más a tener en cuenta ante la incertidumbre igual que la pista narco”, había señalado una fuente cercana a la causa a Infobae en los últimos días.

Este domingo, los investigadores también recibieron nuevos testimonios y se instrumentó el mecanismo de Cámara Gesell para incluir en la causa el testimonio de los primos menores de edad que jugaban con Guadalupe al frente de la casa de la tía de la menor cuando desapareció. Hasta ahora, el único dato que se desprende de su relato es que una mujer a la que, como pudieron, describieron como “grande” se la llevó.

Mientras continúa la incertidumbre, continúa el despliegue de la Policía local, con ayuda de militares, bomberos y delegaciones de varias provincias vecinas, buscando a la niña. Los rastrillajes se concentraron hoy en las zonas suroeste y noroeste de la capital. Hubo una minuciosa inspección del lecho del Dique Chico. Como parte de los operativos, drones del Ejército Argentino y de bomberos voluntarios de Córdoba y Mendoza sobrevolaron distintos sectores en busca de pistas.

El caso

El lunes cerca de las 17:30 Guadalupe se dirigió a la casa número 5 de la manzana “H” del barrio 544 Viviendas, al sur de la capital provincial, para celebrar junto a su familia el cumpleaños de su tía, que reside allí. Por la tarde, la pequeña y sus primos salieron a jugar a la calle.

“Cerca de las 19 terminaron de tomar la chocolatada y salieron a jugar. Eran todos sobrinos míos: tres varoncitos, Guadalupe, y la más chiquita, Emma, de tres años. En un momento salió Luana, otra de las tías de Guadalupe, para ponerles la campera a los chicos. Hasta ahí, estaba todo bien. Pero cinco minutos después Emma golpea la puerta y nos dice: ‘Guada no está’”, contó a C5N Georgina.

Al ser consultada por sus familiares sobre lo sucedido, la pequeña Emma dijo que Guadalupe se había ido con una mujer de características físicas similares a las de otra de sus tías, que tiene 20 años. Esta es la principal hipótesis sobre la que se basan los investigadores para realizar la búsqueda de la niña. Inmediatamente, la familia salió a buscar a Guadalupe y dio aviso a la Policía.

Georgina contó a Infobae que dos testigos brindaron un dato a la Policía que podría ser clave para la investigación. Según su relato, el lunes por la noche, cerca del horario en el que desapareció Guadalupe y a pocas cuadras del lugar del hecho, vieron caminando a una niña cuyas características físicas coincidirían con las de Guadalupe, junto a una mujer.

Este martes el Ministerio de Seguridad de la Nación activó el Alerta Sofía con el fin de solicitar a la ciudadanía colaboración para dar con el paradero de Guadalupe, y permitir que más agentes se aboquen a la búsqueda. En conjunto con esa medida, el Gobierno decidió ofrecer una recompensa de dos millones de pesos para quien aporte información que colabore con la investigación.

FUENTE: INFOBAE

Una respuesta a ““No dejen de compartir su foto hasta que aparezca”: el desesperado pedido de la mamá de Guadalupe en San Luis”

Deja un comentario