Mensajes en el Día Internacional de la Mujer

Solicitada, organizaciones e instituciones.

8M – Día Internacional de la Mujer Trabajadora

Este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, tenemos que hablar de una mujer asesinada cada 22 hs en el país donde tenemos Ministerio de la Mujer y el presidente “decretó” el fin del patriarcado.

Las Rojas consideramos que esto no es casual, porque con meras declaraciones y cargos inventados en nombre del feminismo la violencia no se va a terminar. Esto no va a pasar porque es el mismo Estado el que nos violenta una y otra vez cuando no escucha las decenas de denuncias que hacemos y nos deja sin garantías y en soledad.Entendemos que si hoy existe un Ministerio de las Mujeres y Género, es pura y exclusivamente porque primero tuvimos un movimiento feminista gigante que planteó el problema y copó las calles demandando una solución. Sin embargo este Ministerio no tiene ni una oficina a la que ir a reclamar, es solo un despacho en la Casa Rosada, sin presupuesto. Por eso decimos que Eli Gómez Alcorta, Ministra de Mujeres de la Nación, es la principal responsable de las “fallas” en su espacio.Pero recordemos el por qué de la histórica consigna “El Estado es Responsable”. El Estado capitalista, con sus instituciones y representantes -se vistan como se vistan- representa y cuida siempre que los dueños de la propiedad privada, los capitalistas, no pierdan ni sus privilegios ni su dominio sobre toda la sociedad. Así, el Estado se ata al FMI y no le queda presupuesto para combatir la violencia porque no es su prioridad, porque es estructuralmente patriarcal.

Por otro lado está el Poder Judicial, también estructuralmente patriarcal, que disciplina a las mujeres y diversidades a través de sus jueces y fiscales, cuando protege y garantiza la impunidad de violadores, violentos y femicidas.También son responsables de la terrible situación que enfrentamos las mujeres y diversidades las fuerzas de seguridad, que dependen de los gobiernos nacional, provinciales y municipales. El 20 % de los femicidios son cometidos por miembros de estas fuerzas, como en el caso de Úrsula e Ivana. La policía es femicida. No se trata de “comisarías buenas” o malas, como dice la Ministra, es toda la institución.

Para frenar la violencia machista no alcanzan los discursos, ni los planes, ni nuevos organismos que no tienen ni oficinas en las que trabajar. No lo vamos a conseguir ocupando más puestos en las instituciones, ni sentándonos en las mesas locales de violencia, y mucho menos dividiendo al movimiento feminista por míseras especulaciones electorales.

Este 8M el movimiento feminista chacabuquense, a diferencia del año pasado, se encuentra más dividido que nunca. Justo cuando más necesitamos estar unidas para enfrentar los casos de abusos y frenar la violencia machista que abunda en la ciudad y en todo el país.

Para que no haya ni una menos, para frenar los abusos, para conseguir justicia, es clave la unidad. Por eso es importantísimo que el movimiento feminista recupere los espacios de organización en común y de debate, como las asambleas y los encuentros. Tenemos que mantenernos en las calles, movilizándonos de manera independiente, denunciando las responsabilidades políticas y exigiendo urgentemente medidas reales y efectivas. Justicia por Úrsula, Ivana, Guadalupe… ¡y por todas! ¡Ni Una Menos!¡El gobierno y la ministra Elizabeth Gómez Alcorta son responsables!¡Presupuesto para combatir la violencia, no para el FMI!¡Destitución de jueces y funcionarios que amparan la violencia y los femicidios!

Las Rojas Chacabuco – Nuevo Mas Chacabuco

8M. Mujeres a las calles contra los femicidios. El estado es responsable.:

El femicidio de Úrsula y los que vinieron después desnudaron un Estado descompuesto en políticas de género, un Ministerio de las Mujeres cuya única política con respecto a los femicidios fue pedir un barbijo rojo sin aplicar presupuesto real por el ajuste que lleva adelante el gobierno según los mandatos del FMI. Las fuerzas policiales disparandonos a los ojos cuando pediamos justicia. Este 8M es más que necesario tomar las calles y entender la importancia de un movimiento de mujeres independiente del gobierno de turno.

Los femicidios a nivel nacional fueron incrementándose al punto de contar más muertes de mujeres que días del año. Esto fue agravado por la pandemia: estamos encerradas con violentos en nuestras casas sin asistencia de ningún organismo del Estado. El caso Úrsula vino a desnudar no solo la falta de voluntad política en materia género, sino que es un problema sistémico propio del capitalismo. La justicia desestima nuestras denuncias, así como también hay femicidas y violentos impunes dentro del cuerpo policial (6000 policías bonaerenses con causas por violencia de género). Claras muestras de la responsabilidad del Estado, del gobierno que elige a los jueces y comanda las fuerzas represivas.

El hambre y la represión es otra forma de violencia más de lo que sufirmos las mujeres y disidencias. Guernica, con Berni al frente de la represión, es el ejemplo mas claro de como las políticas de Alberto Fernandez tienen un claro interés de clase: palos y balas a mujeres cabezas de familia que huian de sus hogares para beneficiar negocios inmobiliarios. Mientras tanto el Ministerio de las Mujeres solo se acercó al predio a sobornar con alimentos en pos de defender la propiedad privada.

Chacabuco no es la excepción, a principio de Enero tuvimos varias denuncias de menores de edad contra sus abusadores. Marchas, en las cuales nos hostigaban las fuerzas policiales con escopetas marcando nuevamente el carácter de clase, persiguiendo solo a familiares de víctimas humildes para defender los estamentos públicos responsables de no hacer nada frente a los abusos.

Mientras las organizaciones independientes y de izquierda bancamos el hostigamiento policial y nos mantuvimos y en las calles siempre, la dirigencia peronista/kirchnerista se borró de la lucha callejera, rompió la histórica Multisectorial de Mujeres y realiza actos a parte, restando fuerza al reclamo. La realidad es que no quieren reconocer la responsabilidad del gobierno provincial y nacional en el aumento de los casos de violencia, solo dispararán contra el gobierno local de Cambiemos, lavando la cara a sus dirigentes que hoy gobiernan.
 De ahí la importancia de la independencia política del movimiento de mujeres, hacemos un llamado a la reflexión de las bases e independientes cercanos a dicho espacio, la lucha es el las calles, la responsabilidad es del estado y de todos sus gobiernos.

Este #8M no caigamos solo en lo local, nos están matando a lo largo y lo ancho del país. El Pro a nivel local se hace ausente de las cuestiones pintando paredes y el pejotismo / kirchnerismo local le hace caldo gordo. Necesitamos más que nunca un movimiento independiente y un Consejo Autónomo de Mujeres con cargo electo y revocable con el poder de tomar decisiones sobre las políticas de género.

Este 8 de marzo, día internacional de la mujer trabajadora denunciemos en las calles a este sistema capitalista y opresor que nos mata, nos hambres, nos revictimizan en la justicia y nos golpea en repesiones.

Organizate y salí a gritar a las calles para que dejen de matarnos. Con la enorme fuerza que conquistamos el aborto legal vamos por todas nuestras reinvidicaciones. Viva la lucha de las mujeres y disidencias Por la unión del movimiento de mujeres con el movimiento obrero. Por la independencia política del movimiento de mujeres. Hasta el socialismo para erradicar la opresión sobre las mujeres. Este 8 de marzo a las 18 hs te esperamos en la Plaza San Martín.

Partido Obrero Chacabuco.

Sindicato de Trabajadores Municipales de Chacabuco.

Deja un comentario