“Me prometieron que iba a trabajar hasta fin de año”

Chacabuco en Red habló con el chef Pablo Giacci, quien solicitará la Banca Abierta.

Pablo Giacci era uno de los proveedores subcontratados del Consejo Escolar para cocinar y distribuir las viandas del programa “Desayunos y Meriendas universalizadas”. Prestaba servicios para Andrés Fernandez, uno de los tres proveedores contratados por el Consejo Escolar.

En diálogo con Chacabuco en Red contó cómo dejo de trabajar para este programa.

“A mí me contratan directamente. En el Consejo Escolar me dijeron que necesitaban gente preparada como yo, que tenga conocimientos. Esto me lo dijo Juana Penuto. Yo hasta ese momento a (Andrés) Fernández no lo conocía”, asegura.

“¿Fernández es el que te contrata en los papeles?”, preguntamos. “No hubo papeles. Yo no figuro en ninguna planilla. A mí la que me contacta es Penuto”, respondió.

“¿Te contrata el Consejo Escolar?”, insistimos. “Yo no firmo nada, quien me contacta y contrata es Penuto. Ella me pregunta ` ¿Qué escuelas queres? ´ yo por una cuestión de cercanía elegí la escuela 4, el jardín 907, y me ofrece un jardín rural el número 5 y escuela 23 rural que están pegadas. Esas son las escuelas con las que trabajo”.

Más adelante Giacci relata que tuvo que “hacerse cargo de la logística, de comprar los termos, los elementos para trasladar la mercadería, el packaging, luz, gas, nafta”.

Al referirse a la charla que tuvo en el Consejo Escolar, Giacci aseguró que los consejeros le prometieron que su trabajo iba a durar “por lo menos hasta fin de año”, con posibilidad de expandirse ya que están proyectando extender el programa a las escuelas secundarias.

El chef contó que comenzó a trabajar los últimos días de marzo, y que en ese entonces le pagaban 9 pesos por alumno. A partir de abril, con una nueva licitación adjudicada, dice que Fernández le baja el monto a 6 pesos por alumno porque “no le daban los costos”.

El proveedor recibía 23 pesos por alumno y se encargaba de darles la mercadería, los subcontratados (como Giacci en este caso) se encargaban de la preparación, la cocción y la distribución de los alimentos.

Cuando se realizó la última licitación, que definió a los proveedores para los meses de julio agosto y septiembre, Giacci dice que Fernández se reunió con el y que con el argumento de que “le aumentaron los costos”, le ofreció 1,50 pesos por alumno, por lo que pasaría a cobrar de 6 pesos a 1,50.

El chef contó también que Fernández le contó que “ya no decido yo sólo, ahora somos 3 los que decidimos”, en referencia a los tres ganadores de la licitación. “Ahora son un pool ya que compran la mercadería, la fraccionan la cocinan y la distribuyen”.

Con respecto a la modalidad de cobro, explicó que mensualmente le facturaba a Fernández los servicios prestados y que era el propio Fernández quien le pagaba.

“Somos 5 subcontratados que nos quedamos sin trabajo”, manifestó.

“¿qué respuesta tuviste desde el Consejo Escolar cuando planteaste tu problema?”, preguntamos. “Me dijeron que no pueden hacer nada”, contestó.

Por último, Giacci cuestionó la última licitación que se llevó adelante, ya que dice que el llamado no se publicó en ningún medio de comunicación. “Una amiga, el día anterior a que se abrieran las ofertas, se enteró de casualidad, compró el pliego adelante mío y lo presentó”.

Deja un comentario