“Los chicos en el aula” proyecto del Senador Agustín Máspoli

Contempla una sanción a los padres en caso de faltas injustificadas y reiteradas.

El Senador Provincial Agustín Máspoli (Cambiemos-UCR) propone, como acción para sumar a la discusión de  las problemáticas de la educación provincial, un diálogo y análisis sobre las situaciones familiares y personales que implican el ausentismo reiterado e injustificado de los menores de edad en las aulas.

Contempla –en base a una idea del Gobernador de Mendoza Alfredo Cornejo aplicada en dicha provincia- una instancia de diálogo y evaluación a cargo de equipos multidisciplinarios de cada municipio bonaerense y la posterior sanción a través del Código Contravencional a quienes asuman cuidados parentales, de tutoría o de curación de estudiantes menores de edad con inasistencias injustificadas a los establecimientos educativos durante el ciclo lectivo.

Con la idea de poder cumplir con las obligaciones y hacer valer los derechos de los  niños y adolescentes, se piensa a través de esta norma modificar conductas y recuperar el valor esencial de la consigna “los chicos en el aula”.

Según el último informe de la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires,  de 5 millones de alumnos bonaerenses, desertan dieciocho mil estudiantes en primaria y ciento diecinueve mil en secundaria. Es una cifra preocupante y para revertir la situación el Ministerio de Educación de Nación en conjunto con la Provincia pusieron en marcha el programa Asistiré para prevenir y disminuir el ausentismo y abandono escolar.

El Senador Máspoli considera que desde la legislatura con este proyecto se suma una acción más que va en dirección hacia el mismo objetivo: que los chicos estén en las escuelas.  Resulta fundamental que quienes se ubiquen en el arco de la niñez y adolescencia permanezcan en los establecimientos educativos (Escuelas, Centros Educativos Complementarios) y más aún quienes vivan en situación de vulneración social ya que allí se les brinda alimentación, además de una contención por parte de las personas adultas de cada institución que animan y apuestan a que todos los niños, niñas y adolescentes puedan aprender y desarrollarse en igualdad de condiciones.