“Las necesidades populares no pueden esperar”

Publicación pedida por el Polo Obrero Chacabuco.

El alza de las ocupaciones de terrenos puso en tema la necesidad de vivienda digna que a afecta a más de 4 millones de familias en todo el país, que se ven obligados a tomar esta decisión por el encarecimiento de los alquileres, la carencia de trabajo y la falta de soluciones por parte del Estado. 

La pandemia dejó al descubierto las condiciones de hacinamiento en las que vive la población trabajadora más pobre.En este contexto, se multiplican las ocupaciones de terrenos (en la provincia de Buenos Aires se registran 5 ocupaciones por semana), muchas de las cuales son desalojadas violentamente por operativos represivos ordenados por la justicias e impulsadas por las gobernaciones y los intendentes. 

El viernes 11 de septiembre, un violento desalojo fue llevado adelante por parte de la policía Bonaerense, contra unas 300 familias que estaban asentadas en tierras en Los Pilares de Ciudad Evita, La Matanza. El desalojo fue ejecutado por la noche, lo que está prohibido por ley, y según denuncian los vecinos sin ninguna orden legal. También denuncian que la policía disparó con balas de goma y de plomo. Hasta el momento el saldo es de 15 detenidos y decenas de heridos. Actuó además una patota civil que quemó casillas y un comedor donde tenían sus pertenencias.

El gobierno de Alberto Fernández ya ha dado declaraciones con respecto a las distintas tomas que se desenvuelven en el suelo argentino. Solo estigmatizan a las familias, sin ofrecer ninguna solución a la crisis habitacional. Sergio Massa no solo criminalizó las tomas sino que amenazó con quitarles a todo aquel que ocupe los beneficios del estado (auh, ife, becas). Berni, en su estado natural de represor declaró “la toma de tierras es un delito y como tal tenemos que garantizar el derecho a la propiedad privada”. María Eugenia Bielsa también hizo declaraciones asociando la necesidad de una vivienda con hechos delictivos. Estas distintas declaraciones demuestran la política represiva que lleva adelante FdT contra el pueblo trabajador. El gobierno no da respuestas en materia habitacional pero destina millones al reforzamiento represivo.

Las necesidades populares no pueden esperar en este cuadro de crisis y el crecimiento de las ocupaciones muestra el hartazgo de la población trabajadora a las condiciones de vida que es sometida. Los trabajadores y desocupados deben avanzar en la lucha por un banco de tierras ociosas y destinarlas a programas de viviendas que satisfagan la demanda habitacional, como también un plan de obras para dichas viviendas que reactivaría la industria de la construcción, con salarios bajo convenio y derechos laborales, financiado con los recursos del Estado.

No a la criminalización de las tomas.Abajo la política represiva del gobierno.

Polo Obrero – Partido Obrero Chacabuco.

Una respuesta a ““Las necesidades populares no pueden esperar””

Deja un comentario