Historias de pescadores

Columna de Luis Ventimiglia para Chacabuco en Red: Hoy “Charlemos de pesca”.

Supuestamente la columna de hoy seria contar las vivencias de nuestro relevamiento del fin de semana, nos trasladaríamos por una invitación a la Soraida (Laguna que está en el podio en estos momentos de Villa Cañas, Sta. Fe) pero contra el clima no se puede, unos 120 mm caídos entre sábado a última hora y domingo nos dejó sin pesca, igual super feliz de la lluvia caída pareja en toda la región que reavivara a las lagunas.

Publicidad

Todos dicen que los pescadores somos mentirosos, pero pensemos detenidamente, está comprobado que todas las emociones, negativas o positivas distorsionan la realidad de quienes las experimentamos y ¿Qué siente un pescador cuando su boya se hunde? ¿Cuándo encaña y siente el pescado en el extremo de su línea? ¿Hay algo mejor que sentir que traemos un pescado de tamaño considerable? ¿Que sienten cuando lograron capturarlo y lo tienen en su mano? ¿o cuando golpea en el bote y pensábamos que ya lo teníamos y se nos escapa ahí nomás? ¿o cuando en el caso de la tararira la devolvemos en óptimas condiciones a su hábitat? Eso es emoción, la pesca es una sucesión espectacular de emociones, entonces no sería equivocado pensar que esa tremenda alteración de nuestros sentidos por tantas emociones haga que veamos al pescado de manera aumentada y que contemos lo ocurrido tal como nosotros lo vimos, aunque eso difiera en ocasiones un poco de la realidad. Por eso opino que hay que romper con el mito de que los pescadores somos mentirosos, solo en ocasiones tenemos alterados los valores de juicio, vemos al pescado del mismo tamaño que nuestra emoción.

Como verán la pesca es una pasión, quienes la practicamos asiduamente sabemos que no hay nada que nos relaje más que un domingo de pesca, compartir nuestra pesca con nuestros hijos y nietos, darles consejos de cómo pescar y que ellos de a poco logren ser pescadores por sí solo. Compartirlas con amigos y pasarla bien juntos (en nuestro caso con el cocodrilo fishing team); Pescar es una forma de hacer que la vida sea un poco más bella, que los problemas cotidianos desaparezcan por unas horas.

La verdad no imagino mi vida sin la pesca, creo que ustedes (a los pescadores me refiero) sienten lo mismo que yo, ¿no?

Publicidad

Por eso espero mi próximo articulo sea un relevamiento de un espejo.

Un abrazo pescador.

Luis O. Ventimiglia

Publicidad

Comentarios

  1. Hermosas palabras,Luis la pesca es y, será el Jovi + lindo q me pasa en mi vida, ojalá mi,hijo siga,mis pasos, Saludos para todos,los q comparten nuestra pasión. Abrazos y buenos pikes para todos y todas ?

Responder a Jorge Luis Porcù Cancelar respuesta