Historias de pescadores

Columna de Luis Ventimiglia para Chacabuco en Red. Hoy: “Debut en Berisso”

Ayer por primera vez se vio al Cocodrilo Fishing Team en Berisso, invitados por el guía Facundo G. Alvarez, nos dirigimos a Marina del Sur donde bien temprano subimos al trucker de nuestro amigo Facu, algunos tenían experiencia del peje en el río, en mi caso nunca había pescado esta especie en el río, si otro tipo de pesca.

El team en esta ocasión estuvo compuesto por Pablo Porcel de Peralta, Daniel Davio y yo, además del guía compartieron nuestra salida Pablo y Tincho quienes suelen embarcarse con el servicio de guiada antes mencionado.

Llegamos bien temprano, en un día despejado, muy frio y con mucho viento.

Hasta la una de la tarde el rio no nos trató bien, el alto viento hizo que las olas fueran muy pero muy grandes lo que nos complicó la pesca y nos averió algunos soldados, tanto los pablos y en menor medida Dani sufrieron consecuencias, mareos y algunos vómitos.

Hasta ese horario la pesca fue muy pobre, solo 3 ejemplares aunque uno de ellos que se prendió en mi línea fue el de 850 gramos , el más grande de la jornada, que en mi caso ya había logrado dejarme satisfecho dándome ese premio.

En ese horario luego de un almuerzo, Facu nos dijo vamos más cerca de la costa va a estar un poco más calmo y vamos a tener más posibilidades.

Para ese horario se escuchaba en la radio hablar a guías que se comentaban los resultados y que en todos los casos eran negativos así que solo la pericia de Facu podría darnos algo de lo que habíamos ido a buscar.

Y así fue, durante dos horas más gareteamos cercano a la costa, y fue en ese lapso que logramos entre los 5: 25 pejes en total dentro de los que había 5 troncos (incluido el más grande antes mencionado), mezclados con paties y moncholos que tomaban las líneas de flote con violencia.

El día no nos acompañó, pero sinceramente Facu hizo que a pesar de ello nos fuéramos con una muestra de los emocionante que es el rio porque estas siempre esperando los terribles pejesaurios (sinceramente espectacular servicio, una atención de primera en todo sentido), por lo que quedamos muy entusiasmados y con la promesa de volver por más.

Es Lindo clavar esos monstruos a 100 metros, pelearlos y verlos como corren hacia los costados y la adrenalina de saber que hasta que no están en el copo no le ganaste la batalla (nos pasó con uno más grande aun al que había sacado yo que peleo, peleo y se escapó faltando casi nada).

Otra experiencia nueva, similar pero distinta; y otra demostración de la camaradería y amistad que se logra con nuestra pasión, no hay rincón que visitemos en donde no nos atiendan con excelencia, Facu en el día de hoy y todos a quienes visitamos nos muestran el afecto y dejan amigos nuevos que nos mantienen informados, un placer hacer estos relevamientos.

Nos encontramos la semana próxima con otro relevamiento del Cocodrilo Fishing Team.

Abrazo pescador.

 

Luis O. Ventimiglia