Historias de pescadores

Columna de Luis Ventimiglia para Chacabuco en Red. Hoy: "Todos pensaban que Agustina estaba acabada, se equivocaron".

Este domingo invitados por Bruno Llovet, dueño del pesquero del mismo apellido en Agustina, nos dirigimos hacia esa Laguna, sabiendo que después de la entrada de agua por las ultimas precipitaciones (aumento unos 70 cm la laguna) el pescado había mejorado muchísimo, no solo en calidad (notamos un pejerrey mucho más gordo y vigoroso, sino también en la forma de picar: en nuestra última visita al espejo jugaba con las boyas y no picaba, en esta ocasión llevaba con ganas la carnada).

Entramos en la mañana no muy temprano (en este espejo nuestra experiencia nos decía que las mejores pescas se realizan por la tarde) y con la lancha “el ciruja “comenzamos a navegar hacia el fondo de la laguna, el cocodrilo fishing team en este viaje estuvo integrado por Daniel Davio (dueño de la embarcación), Raul Barera, Carlitos Crisci (el que tuvo la mejor pesca en esta ocasión) y yo.

Luego de unos 40 minutos de navegación, llegamos a la zona más baja de la cruz hacia la izquierda, y vimos que era muy difícil navegarlas sin ayuda porque la laguna desde el año pasado había cambiado mucho, muchos palos que apenas asomaban y otros que estaban sumergidos y no se veían nos asustaron así que esperamos a que pasara el guía Ricardo Brandana, quien gentilmente nos guio hasta el lugar que habíamos elegido.

La mañana fue floja, solo unos 15 pejerreyes, buenos (muchos juveniles) pero que por su cantidad no nos conformaba, así que decidimos anclar, comer y luego a seguir gareteando, el viento era muy fuerte, nos costaba llevar la embarcación a una velocidad lenta de garete, pero cuando lo empezamos a lograr lastrándola con más peso, comenzó el festival, uno a uno los pejerreyes comenzaron a salir.

A diferencia del año pasado salen mezclados muchos juveniles, pero eligiendo el pescado como corresponde, al final de la jornada cumplimos la cuota.

No esta fácil (todavía el agua está muy turbia, chocolatada , pero con unos fríos que se asiente el sedimento se aclarara y mejorara aún más la pesca), pero el pescado esta y los hay muy buenos, nosotros no sacamos ningún matungo ( a Daniel se le escapo uno de los muy buenos) pero vimos al salir uno de 1,15 kgrs y varios de 800, en nuestro caso fue un promedio de 300 grs pero de pejerrey muy sano (con algunas excepciones de 500 grs).

Agustina estaba dormida se había tomado un descanso que nosotros los pescadores no le dábamos (recordemos que en enero ya estábamos sacando pejes en ese espejo) y se está despertando, vale la pena visitarla y seguramente será otra temporada de pesca muy similar a la anterior.

Ya cayendo la tarde regresamos a Chacabuco como siempre felices de haber pasado otro día haciendo lo que amamos, pescar.

Abrazo pescador

Luis O. Ventimiglia

Pescador apasionado