Fuera el FMI. No al pago de la deuda

Por Enrique Chilano, del Partido Obrero de Chacabuco.

El 12/2 llegó a la Argentina una nueva misión del FMI. Viene a exigirle un “plan económico” a Alberto Fernández. El reclamo es a cambio de la ayuda del organismo para renegociar la deuda externa con el mismo y los bonistas privados.

Pero ¿qué significa plan económico en los términos de FMI? El usurero internacional requiere el plan de ajuste que se va a llevar adelante para saber si Argentina puede pagar sus compromisos. Lo mismo hizo con Grecia, Portugal y Ecuador. Se le exige al gobierno del Frente de Todos, las medidas concretas para sacar dinero del bolsillo de los laburantes y llevarlo a los pagos de intereses. En ese marco viene el robo a los jubilados votado días atrás (peronistas y macristas anularon la movilidad jubilatoria), el intento de cambiar las paritarias por aumentos de sumas fijas, la desindexación de la economía, la anulación de toda cláusula gatillo, entre otras. También las ofrendas de leyes de “emergencia” y “sostenibilidad de la deuda”. El hecho de que no haya presupuesto nacional hasta no renogociar implica que los fondos irán prioritariamente a ese pago y no a salud y educación. Aun así, el FMI exige mucho más.

El ejemplo de Kiciloff en la provincia de Buenos Aires es claro de lo que sucederá, eligió pagar la totalidad de los intereses y el capital a los bonistas, pero al otro día anuló el aumento que correspondía a los docentes.

Y aquí se presenta el problema para Fernández y su rejunte peronista: decir cuál va a ser el plan de ajuste y por supuesto aplicarlo a fondo, implica el riesgo de despertar rebeliones populares tales como las que ocurren en toda Latinoamérica y el mundo.

En este marco el Partido Obrero y el Frente de Izquierda llama a movilizar a toda la población para repudiar la venida de la comisión del FMI, para exigir que se vaya del país el fondo. Para decir no al pago de la deuda ilegítima y usuraria. Para luchar por paritarias libres y la defensa de las clausulas gatillos. Para ir por un salario igual a la canasta básica. Por el 82% móvil para los jubilados, el aumento de emergencia de las asignaciones y pensiones. Que el ahorro del no pago a los usureros internacionales se use para el desarrollo nacional, para la industrialización del país y la creación de empleo genuino, se use en salud, en educación, en un plan de viviendas y en obra pública.

La clase obrera debe entender que, si no se moviliza y echa a patadas al FMI, la crisis que generaron capitalistas de la mano de macristas y peronistas será descargada de lleno en sus espaldas. Continuarán los despidos, el ajuste, los tarifazos. Vamos por una salida de los trabajadores y la izquierda. Vamos por un gobierno obrero y socialista.

No al pago de la deuda.

Fuera el FMI.

Que la crisis la paguen los capitalistas.

Partido Obrero Chacabuco

Deja un comentario