POLICIALES

Estafadores demorados

Engañaban a los vecinos, diciendo un precio y luego otro.

En inmediaciones de Cervantes y Viamonte, personal policial y agentes de tránsito, demoraron a tres individuos, quienes a bordo de bicicletas diseñadas para afilar cuchillos estabafan a vecinos, generalmente adultos mayores.

Publicidad

Les decían que cobraran 180 pesos y luego del trabajo les aumentaban el precio a 1180. Varios vecinos dieron aviso y alertaron sobre la situación. Los individuos no son de Chacabuco y vendrían del Conurbano.

Para recibir las noticias de Chacabuco en Red gratis en tu celular hace click ACÁ.

Publicidad

Comentarios

  1. Deseo dejar mi experiencia al respecto, que no es actual, sino data de 20 años aproximadamente. Por qué decido contarla? Primero, para dejar bien en claro, wue estas estrategias de estafa no son para nada ” nuevas”. Segundo, porque sé que hay personas que no tienen idea del accionar de estos estafadores.
    A saber: en mi domicilio, tocan timbre, atiende mi hermana que se encontraba allí, era un ” afilador”, ( ya se había escuchado el característico sonido)…cómo me interesa afilar una buena cuchilla, mi hermana le pregunta el valor del trabajo. ( qué no lo recuerdo exactamente, pero voy a poner un ejemplo): $ 35. Se le entrega la cuchilla, salgo con el dinero para pagarle, y me dice: no, son 350$. Mi hermana le recuerda que no. El afilador le dice que se equivocó. Ella sostiene su postura a lo qye este tipejo en forma agresiva le dice que él no tenía la culpa si ella no escuchaba bien. Allí intervengo, exigiéndole respeto al dirigirse a mi hermana, y me agrede a mí también sosteniendo la cuchilla en forma amenazante. Veo que cruza otro muchacho, sorprendentemente, hacia dónde estábamos, en forma desafiante ( o sea, eran 2 los delincuentes). Pero nosotras tuvimos la fortuna de que uno de mis hijos escucha desde adentro, sale y los increpa, por un lado. Y mi vecino, que había escuchado desde su casa, pasa por la vereda ( antes que saliera mi hijo) y me mira haciendo un gesto. Se queda en la esquina ( nadie lo nota). A la situación ya generada de violencia explícita, ahí también interviene diciendo que llama a la policía. Tiran ka cuchilla y desaparecen.
    Cuestión: hicimos la presentación en la comisaría para sentar un precedente y por si pudieran acercarse a mi domicilio nuevamente.
    Fue una vivencia que ne marcó, porque de tener los nejores recuerdos de niña y adolescente cuando paraba en mi casa el afilador, a quiénes mis padres entregaban tijeras y cuchillas, entablando una charla cordial…pasé a escuchar el sonido típico y angustiarme.
    Sé de casos que al estar la mujer sola, ha terminado pagando un disparate, por miedo.
    Entonces, cuando leí esta noticia, todos los recuerdos vinieron de golpe y pensé que mi desagradable experiencia pudiera servir vamos prevención.
    Me apena soberanamente quiénes se dedican a este oficio realizando su tragón responsabilidad y esmero. Y que por el accionar de estos estafadores, el mismo se vea empañado.

Comentarios