“El trabajador municipal merece dignidad”

Publicación pedida por la Agrupación Verde y Blanca de ATE.

Desde hace dos años el salario de todos los trabajadores y, en especial, el del trabajador municipal de Chacabuco es cada vez mas chico. Entre la devaluación inmensa, los tarifazos impagables, la inflación descontrolada que llega a más del %50, el aumento de los alquileres, la suba de los créditos, etc. se hace imposible llegar a fin de mes. Especialmente este año, que Ejecutivo Municipal cerro paritarias a la baja, con sumas no remunerativas (en negro) y en forma escalonada, es cuando mas estamos perdiendo poder adquisitivo.

En este año, que es cuando mas sienten los trabajadores en su bolsillo el desastre económico al que nos está llevando un gobierno neoliberal de Macri, el Intendente Aiola, en una demostración de absoluta desvergüenza, ofrece una miseria que lejos está de recomponer el salario y nuestra capacidad adquisitiva.

La comunidad y, mas aun, las y las trabajadores deben conocer que el Estado Municipal tuvo un aumento de mas del 50 % en los ingresos coparticipables, sin embargo, el primer acuerdo salariar y la posterior oferta de “mejora” de estos días, lejos quedó de las posibilidades reales con las que cuenta el Intendente Aiola para mejorar nuestros ingresos, lo cual manifiesta un claro desinterés por la calidad de vida de los trabajadores.  Mas aún, mientras ellos cobran sueldos inmorales, los trabajadores municipales -esos que levantan los residuos, que curan a los enfermos, que atienden a los niños todos los días del año- reciben miseria y deben vivir con la angustia de no poder llegar a fin de mes, o ver si pagan las tarifas, o compran los remedios, o comen.

Desde la Agrupación Verde y Blanca de ATE Chacabuco rechazamos semejante afrenta, la oferta del intendente Aiola es desconocer la realidad diaria de las y los trabajadores municipales.

Le solicitamos a nuestra máxima representación sindical le exija al municipio una recomposición salarial seria, que sea lo suficientemente decorosa para que el trabajador siente que es respetado y valorado.  Los trabajadores municipales deben tener como salario básico el equivalente a la suma que representa la Canasta Básica Familiar, de lo contrario estamos hablando de trabajadores por debajo de la línea de pobreza.

El trabajador no es un costo laboral, es la persona que todos los días hace funcionar el municipio.