El lunes empiezo a…romper mis creencias limitantes

Por Daniel Beade, comprometido con inspirar a [email protected] [email protected]

Me gusta decir que el destino es aquello que nos pasará si no hacemos nada para evitarlo.

Todos los seres humanos tenemos una fuerza interior que nos empuja a hacer cosas, esa voluntad de seguir. De no ser así, permaneceríamos quietos y agobiados por la falta de progreso en nuestras vidas.

Nuestras creencias, ya sean limitantes o potenciadoras, determinan nuestros actos, y nuestros actos verifican y refuerzan las creencias en un círculo que se retroalimenta a sí mismo. A medida que pasa el tiempo, las creencias se enraízan en nosotros  con más fuerza y parecen cada vez más reales.

La realidad es que muchas personas nos convertimos en nuestros peores enemigos. Sin ser conscientes, adquirimos ciertascreencias limitantes que sin saberlo son candidatas a sabotear nuestro futuro.  Son dañinas y expertas en transformar las posibles oportunidades en una sensación de amenaza y es ahí cuando creemos que no somos capaces de conseguir o cumplir un nuevo propósito en nuestras vidas.  Y al final, tomamos el camino de no hacer nada. Pintando un destino en el que no hay nada nuevo, porque no hacemos nada diferente.

Y el motivo puede ser por varias razones: porque no sabíamos  que se podía hacer algo.  Porque no sabíamos cómo dar el primer paso. O porque nos han dicho que tomar otro camino al que ya conocemos no es posible.

“Tanto si crees que puedes como si crees que no puedes, estás en lo cierto” – Henry Ford

La mejor forma de romper con esto es preguntarnos:

¿Cómo desafiamos nuestras  creencias limitantes? ¿Cómo actuar a pesar de nuestras creencias limitantes? ¿Qué debemos comenzar a hacer para cambiar nuestro destino?
Y para responder, empezar a cuestionar nuestros pensamientos destructivos que no nos permiten avanzar, esos pensamientos que nos alejan de nuestros  objetivos y metas es un buen inicio. Cuando nos atrevemos a cambiar una creencia limitante provoca un efecto dominó en todo nuestro sistema de creencias, ya que al comprobar que nuestra creencia limitante no era cierta nos replanteamos la validez de otras creencias limitadoras.


Vamos a tomar un ejemplo que nos ayudará a ver como cuestionar esos pensamientos que nos alejan de nuestros propósitos

Imaginemos que hay una vacante para un puesto de responsabilidad en una empresa y las condiciones se adecúan mucho a nuestras necesidades. Tener más tiempo libre, más responsabilidad, reconocimiento, un nuevo proyecto con el que sentirnos [email protected]…En esencia, una oportunidad para cambiar algo de nuestras vidas que en este momento no nos gusta.

Sin embargo, no lo vemos claro y pensamos en cosas como: “no me van a tomar”, “no seré la persona más adecuada para ese puesto”, “¿Y si no lo consigo?”. Todos esos pensamientos se interponen entre nosotros y ese objetivo, así que lo que tenemos que hacer es derribar esas creencias. Por eso, en lugar de decirte “qué hacer”, prefiero darte un “cómo hacerlo”. Y para eso, volvemos al ejemplo.

Vamos a preguntarnos…


 1 ) ¿Es cierto que no podemos conseguir ese puesto de trabajo que tanto nos gusta?

Lo más probable es que una persona diga que no, debido a que cree que sea imposible que le den ese puesto de trabajo. Segunda pregunta.

2) ¿Podemos afirmar con total certeza que no podemos conseguir ese puesto de trabajo que tanto nos gusta?


Si somos mínimamente razonables, es difícil afirmar rotundamente que no se es capaz de hacer algo para conseguir un objetivo. Por pequeño que sea. Por ejemplo: nos podemos presentar al puesto, preparar una posible entrevista, actualizar nuestro currículum, etc. Son pequeñas acciones que pueden cambiarlo todo. Por lo que la certeza absoluta está puesta en cuestión. Siguiente pregunta.

3) ¿Cómo nos sentimos cuando creemos que no podemos optar a ese puesto de trabajo que tanto queremos?



Lo normal es que un pensamiento así nos lleve a sentirnos frustrados e impotentes. Como si no pudiéramos conseguir lo que queremos y creyendo que en nuestro caso no es posible.

Así que solo queda preguntarse…


4) ¿Quién seríamos cada uno de nosotros si viviéramos libres de esa creencia?


Si dejáramos de pensar que no somos capaces de lograr un cambio profesional. ¿Viviríamos mejor? ¿Estaríamos más motivados en nuestro día a día? ¿Disfrutaríamos más de lo que hacemos? En esencia ¿Seríamos más felices?

Después de hacernos estas 4 preguntas, solo queda  hacer una última cosa…


Transformar esta creencia limitante por su contraria y volver a retomar estas 4 preguntas. ¿Qué resultado nos da?


Con este pequeño ejercicio no solo hemos expresado una creencia limitante, sino que nos hemos dado cuenta de que está en nuestras manos realizar pequeños cambios con los que transformar nuestras vidas. Así que siempre que tengamos un objetivo en mente y creamos que no es posible alcanzarlo, podemos aplicar este ejercicio:

  1. ¿Es cierto?
  2. ¿Podemos afirmar con total certeza que eso es cierto?
  3. ¿Cómo nos sentimos cuando creemos en esa creencia?
  4. ¿Quiénes seríamos si viviéramos libres de esa creencia?
  5. Invierte la creencia y comparemos ambas.

Cuando somos capaces de transformar todos los pensamientos que nos frenan, vemos con mayor claridad el plan que nos llevará a conseguir cualquier objetivo.

De hecho, es algo que explicamos en nuestro curso Psiconomía del SER

 
No es difícil, pero sí requiere dejar a un lado los pensamientos que nos impiden dar el primer paso. Por eso trabajamos la mentalidad en la primera parte del programa.


Si queres, puedes descubrir más sobre el método con el que alcanzar y cumplir cualquier meta con la que transformar tu vida justo aquí.

Cuando cambiamos el “yo no puedo conseguir algo” por “yo puedo conseguirlo”, ya hemos dado el primer paso para cumplir cualquier objetivo y meta que nos propongamos.


Pero recordemos: la clave está en plantear los pequeños cambios que dependen de nosotros y que nos acercan más a lo que queremos.

Que tengas un excelente 2021, lleno de paciencia, empatía, compasión, amor, tranquilidad, paz y mucha mucha meditación 😉

Te mando un abrazo fuerte, fuerte, fuerte, nos escuchamos y leemos pronto.

Namaste, Daniel.

Para consultas, podés escribirnos por Whatsapp al 1139384595 .

¡Buscanos y seguinos en las redes sociales!

Enterate de todas nuestras novedades, herramientas, cursos y programas formativos que transformarán y mejorarán la vida personal o profesional de aquellos que tengan el valor de querer crecer como persona.

Puedes encontrarnos en:

FB: https://www.facebook.com/Modo-Virtual-101654341549244/

IG: https://www.instagram.com/modo.virtual/

YT:https://www.youtube.com/channel/UC2QQKDz5EKVg-mgiFeM5QUg

Conoce nuestra página web

www.modovirtual.com.ar

Deja un comentario