“El gobierno de Aiola dista muchísimo de ser transparente”

carlos costa
Chacabuco en Red entrevistó al ex asesor letrado de la Municipalidad y militante radical, Carlos Costa.

Chacabuco en Red: Estuviste en el encuentro progresista del que participaron Ricardo Alfonsín y Margarita Stolbizer, entre otros…

Carlos Costa: este encuentro es la unión de determinados dirigentes de la UCR, del Gen, del socialismo y otros partidos que están viendo la posibilidad de incorporarse. Hoy es sólo un plano teórico de diagnóstico de lo que está pasando en la sociedad en búsqueda de soluciones consensuadas para evaluar eventualmente la posibilidad de presentarse a elecciones.

Ese análisis dice que en 35 años no hemos sabido encontrar los consensos mínimos como política de estado y avanzar hacia un norte como nación. Nos ha ganado siempre el odio, el fanatismo.

Cambiemos va a una doble crisis, por un lado una crisis económica y por el otro, lo que es más grave, una crisis política.

Cher: Paradójicamente, Cambiemos hace política de la anti política, ¿eso contribuye a la crisis política?

Costa: Cambiemos es un producto del marketing. Es todo una invención que terminó siendo inflación, falta de previsión, falta de políticas de estado, endeudamiento, castigo del que piensa diferente, monopolización de los medios, adoctrinamiento a partir de la pauta, todo esto cae sobre el que menos tiene, al que ya no se le puede pedir más esfuerzo. Acá gana el que especula, el que tiene dinero, y el que va a trabajar pierde. Lo peor es que una porción grande de la sociedad abala todo eso para que no estén los otros en el poder.

Cher: Hablas de la grieta y todo parecería encaminarse el año próximo a una nueva disputa entre Cambiemos y el Peronismo/Kirchnerismo que podría estar encabezado por Cristina, en ese marco ¿Qué tiene para ofrecer Espacio Progresista?

Costa: Se está evaluado todo eso, porque si la sociedad no quiere escuchar determinadas cosas, no las quiere ver porque el fanatismo lo enceguece y el odio es más fuerte, es muy difícil que progrese una alternativa de poder coherente.

Es triste ver hoy que la gente no puede reaccionar a esto y justifica lo injustificable.

Cher: Fuiste funcionario de Cambiemos ¿Cuándo empezaste a ver que no es lo que prometía en las elecciones?

Costa: Para hacer honor a la verdad, yo estuve en contra del acuerdo de esta alianza, pero bueno, la UCR tomó una decisión y uno no puede escaparse de la misma. También fui crítico en el armado de las listas cuando se le dio el primer y tercer lugar al PRO por cuestiones metodológicas. No fui partidario desde un comienzo, yo como radical asumí un cargo de contralor en una función técnica en el municipio. No era partidario de Cambiemos.

Cher: Como radical decís que aceptas verticalmente la decisión de Gualguaychu ¿eso hace que no vayas a sacar los pies del plato como dijo Aiola?

Costa: Es una obligación sacar los pies del plato cuando las cosas van de una manera a la que uno no coincide. Cuando se gobierna como lo hace Aiola, con demagogia, con nepotismo, con soberbia, con ineptitud, con irregularidades, es una obligación sacar los pies del plato.

La frase sacar los pies del plato denota un castigo para el que no se alinea y a mí no me atemoriza en absoluto ningún castigo porque yo lo que digo lo pienso, y sé que la gente va a tardar en darse cuenta lo que es Aiola.

Hay una parte de la gente que le consta, y el resto esta enceguecida, pero poco a poco va a ir vislumbrando estas cuestiones.

También están los cómodos, los que están sentados en su casa, los que están bien económicamente y se limitan a decir que los políticos son todos iguales y no se animan a dar un paso y meterse en cualquier espacio político. También es culpa de la sociedad lo que se vive, porque elige a los políticos y después no se interesa, no los controla. La sociedad que es ajena, la que compra cualquier cosa. Por todo eso, la sociedad también tiene que hacer una autocrítica. Hay que ver más allá de uno y pensar un poco en el otro.

Cher: Tenes una visión crítica de Cambiemos, ¿dentro del radicalismo, tiene adhesión esta postura?, porque uno ve que en el Comité Alem los dirigentes dicen que no hay líneas internas y que el Aiolismo es lo único que marca el rumbo.

Costa: Hay que separar los planos. A nivel local esta Aiola con una gran adhesión de la comunidad, porque la sociedad ve una parte de lo que es Aiola.

Cher: ¿Qué es lo que no ve?

Costa: Justifica lo injustificable. Jamás el partido radical hubiera aceptado que un intendente se saque fotos en actos proselitistas con nenes que van a un comedor, en una situación de vulnerabilidad, para usarlos políticamente. Tampoco ven un montón de cosas porque no están cerca. Yo en su momento he sido crítico y he denunciado y lo he dejado por escrito.

El radicalismo está muy debilitado. Está en una crisis casi terminal que viene desde hace mucho tiempo, y en ese contexto los radicales que quieren poder y quieren tener cargos, les gusta todo esto, pero son patéticos. Les gusta estar en un cargo en el que no toman decisiones. El PRO, no considera al radicalismo, no lo escucha, no tiene voz ni voto.

A nivel local hay funcionarios que son Aiolistas y que me avergüenzan, hay concejales que se han autodenominado incondicionales a Aiola. No se puede decir esa barbaridad en política. Uno puede ser incondicional en los principios, en los valores, incluso se puede ser flexible en algunas cuestiones porque otro puede convencerte de otras cosas y tener ideas superadoras.

Cher: Hace un par de años el radicalismo prácticamente no tenía vida política, pero hoy es gobierno en Chacabuco y muchos históricos militantes se alegran de ver el comité lleno y de estar en el poder…

Costa: A mí no me alegra, me hubiese gustado tener un intendente con todos los atributos y los valores de los que te hablaba. Un intendente que tuviera un equipo con ideas, que pensara una ciudad a mediano y largo plazo. Me hubiese gustado tener un comité activo pero con gente con ideas y con convicción.

Cher: El intendente pidió que este tipo de discusiones se den puertas adentro del comité. ¿La vas a dar ahí?

Costa: El intendente puede decir lo que quiera. Yo lo he intentado y están enceguecidos. Si te digo que los concejales son incondicionales y ningún funcionario se anima a decirle nada al intendente, que son obsecuentes y aplaudidores ante cosas que notoriamente están equivocados, ¿Qué tipo de discusión vas a dar?

Cher: El día en que te toco irte de la gestión, el diario de Hoy tituló “Lo echaron por honesto” ¿Cómo ves esta cuestión en un gobierno que se jacta de ser transparente, pero tiene algunos puntos oscuros como el tema de la piedra, el tema Hidalgo y el tema de las 272 viviendas, sobre todo habiendo sido parte de la gestión en ese momento?


Costa: Esta gestión dista mucho de ser transparente. Yo he dado luchas que me han generado mucho desgaste, hasta el punto de enfermarme. Lo de las piedras fue un desgaste tremendo, porque fue el fracaso de un buen proyecto, fue la perdida de la posibilidad de que 200 cuadras de la ciudad tengan un empedrado como se merecen. El gobierno de Aiola dista muchísimo de ser transparente.


Cher: 272 viviendas, piedras, Hidalgo, son cuestiones que lo largo del tiempo hicieron que no se concretaran y que se perjudicaran los vecinos ¿fue negligencia de los funcionarios o hubo algo más?

Costa: Hay cosas en las que hubo negligencia y otras cosas en las que hubo irregularidades

Cher: ¿Y vos como funcionario público, no estaban obligado a hacer denuncias?

Costa: Yo hice los dictámenes legales pertinentes, lo que pasa que como todo, fíjate que me han llegado cuestiones que he llevado a la justicia y terminé con una denuncia hasta en el colegio de abogados. Yo lo que tenía que hacer como funcionario lo hice, y pague el precio. Para mi estar como están en el gobierno, no sirve. Yo había presentado antes la renuncia, que no fue aceptada y me pidieron más tiempo.

Aiola había prometido algunos cambios que eran necesarios para avanzar en la transparencia de algunas áreas. Yo he mandado hasta un memorándum al intendente diciendo que incumplía la ley porque no implementaba el boletín oficial.

Cher: Esos cambios que vos reclamabas para apuntalar la transparencia ¿se han hecho o todavía quedan funcionarios que atentan contra la transparencia?

Costa: Quedan funcionarios. Por una cuestión lógica no te voy a decir, pero hay personajes que estuvieron involucrados en algunos hechos que por lo menos denotan una ineptitud lo suficientemente grave como para sacarlos inmediatamente del cargo.

Cher: ¿Como ves el futuro?

Costa: Vamos inevitablemente al fracaso. No porque uno sea un adivino, sino porque los argentinos hemos vivido situaciones similares. Lo más triste es que ese fracaso se lleva ilusiones, porque hay gente que sigue creyendo con la ilusión de un montón de cosas. Esa gente se desilusiona y de desencanta. El panorama es incierto, es negro y en lo único en lo que tengo claridad, es en que fracasa.

Cher: ¿Y en lo personal, vas a participar?

Costa: En lo personal, no me interesa nada, ningún cargo y así lo fue durante toda mi vida. Si me gustaría que haya un grupo de personas que los unan valores e ideas y que hagan las cosas con la transparencia y la honestidad que corresponda. Que se anime a decir que Aiola no es lo que la gente cree. Alguien se tiene que animar.

Aiola ha tenido logros en lo local porque se venía de una coyuntura que le permitió mostrar cierta mejoría. Ha tenido plata que debió manejar mejor, porque al endeudarse la nación, le giró fondos a los municipios, a través del fondo de infraestructura.

La persona que venga tiene que ser muy cuidadoso de los fondos que administra. No puede poner funcionarios a diestra y siniestra, que no haga nombramientos innecesarios.

Aiola ha administrado mal el municipio de Chacabuco. Tiene una planta de funcionarios exacerbada que no solo lleva un costo enorme, sino que es una anarquía porque nadie puede estar encima de 80 personas que son funcionarios. Ha nombrado muchísima gente en planta permanente pese a las advertencias que algunos en su momento le habíamos manifestado.

Yo sé que diciendo lo que digo y manifestando lo que pienso, la gente va a estar en contra mío, peo no me interesa. A mí me interesa que este país crezca, que dejamos de lado las diferencias fanáticas, que construyamos consensos y que avancemos.

Lo otro, con el tiempo la gente se va a ir dando cuenta.