El default y la intervención de la clase obrera

Solicitada Partido Obrero Chacabuco.

Como nos cansamos de señalar en nuestra campaña, nos dirigíamos a una crisis de deuda. El acuerdo colonial con el FMI (firmado por peronistas, masistas y macristas), nos condujo a la debacle. El gobierno tomó un préstamo de 47 mil millones de dólares. Como plan económico el macrismo dolarizó las tarifas de los servicios básicos (luz, gas, transporte) generándole ganancias exorbitantes a dichas empresas, quitó las retenciones al agro, a la minería dilapidando así la recaudación de impuestos para la administración del país. A pedido del FMI y con la excusa de lograr el “equilibrio fiscal”, avanzó en la reforma previsional para reducir los salarios de los jubilados. Esto desencadenó las jornadas de diciembre de 2017 que frenaron la continuidad de ese plan: la reforma laboral. Que fueron pasando gremio por gremio y fábrica por fábrica, atacando los convenios y las condiciones de vida de los trabajadores.

La caída
A más dólares giraba el Fondo, más reclamaba avanzar en los planes de ataque hacia nosotros, los trabajadores. Pero este espiral se destruyó a sí mismo. El gobierno se volvió incapaz de pagar los vencimientos del préstamo, la bomba de las Leliqs (creadas por el kirchenrismo para evitar la emisión de dinero) termino explotando en la cara de Macri, cuando nadie renovó esos bonos y decidió pasarse al dólar, los inversores extranjeros van decidiendo retirar sus activos del país. La escasez de dólares más la demanda del pago de vencimiento generó un aumento en la crisis argentina al ritmo propio de una carrera de fórmula 1. Luego de la aplastante derrota en las paso el gobierno devaluó la moneda un 30 por ciento, al permitir que la cotización de la moneda estadounidense pase de $47 a $60, golpeando los salarios duramente. Macri y su equipo económico fueron dilapidando las reservas del Banco Central para frenar la suba del dólar. Esta última semana el banco central debió vender 10 mil millones de dólares solo para que la divisa no suba. El llamado “reperfilamiento” de los vencimientos de la deuda se traduce en la imposibilidad de pagar los compromisos. El domingo 1/9 el gobierno instauró el “cepo” al dólar. Medida desesperada para intentar contener su precio. Pero no hay vuelta atrás.

Alberto

Ante esta crisis y ataque directo a las masas populares, el virtual candidato electo, Alberto Fernandez venía reclamando la devaluación de la moneda, al subir el dólar dijo que era “razonable” y presiona a Macri para que realice el trabajo sucio económico. Jura en los medios pagar la deuda, sus economistas hablaron de refinanciar durante toda la campaña. Es decir, pelaje distinto pero mismo programa: pago de deuda a costa del hambre popular.

El sindicalismo burocrático
La burocracia sindical de la CGT y la CTA (que abiertamente apoya a Fernandez) cada vez más presionada por las bases, llama a no movilizar, a mantener la paz social y a esperar al recambio de gobierno, mientras acuerda paritarias a la baja, traicionando como siempre a las masas de trabajadores.

La salida
Cuando el Frente de Izquierda plantea el rechazo de la deuda usuraria, se diferencia del default en que parte del repudio de una usura que hipoteca el futuro de la Argentina y lo condena a postrarse ante el capital financiero, para invertir el ahorro nacional en el desarrollo social del país. Por eso el no pago va acompañado de la nacionalización de la banca y el comercio exterior, para detener la fuga de capitales y el saqueo del país. La debacle a la que nos han llevado es una demostración cabal de que, si se rescata a los capitalistas, son los trabajadores los que pagan la quiebra. Como ellos no esperan a diciembre, nosotros no debemos esperar. Por lo tanto, convocamos a las masas a movilizarse, a salir a la calle en repudio de estas medidas. Llamamos a la intervención activa de los trabajadores para poner fin a este ataque, a través de un congreso de bases de todo el movimiento obrero (ocupados y desocupados) que decida un plan de lucha con perspectiva a la huelga general.

Partido Obrero Chacabuco– Frente de Izquierda UNIDAD

Deja un comentario