Disfunción Vs Patología de ATM

Información de la Odontóloga Especialista Julia Bergaglio (2352-470690)

La disfunción de la ATM (DTM) es la expresión más comúnmente usada en el medio odonto-médico para referirse a un problema en las Articulaciones Témporo-Mandibulares. La disfunción se refiere a algo que funciona de manera anómala o alterada y si utilizamos este término para los problemas de la ATM estaremos apenas diciendo que hay algún cambio en la función de la ATM. Pero ¿qué cual es ese cambio? ¿Qué enfermedad o cual es la causa que  la provocó?  ¿Es posible revertir?

Por ser un término muy genérico, que no describe ninguna enfermedad en específico y no define un diagnóstico en sí, es preferible la expresión artropatía temporomandibular, o Patología de ATM,  por ejemplo: artropatía traumática, artropatía autoinmune, etc.

¡Entender esta diferencia no es sólo una cuestión de semántica! Ni de sustituir una expresión por la otra. Es, ante todo, un cambio de pensamiento en relación a la forma de diagnosticar y tratar las enfermedades que afectan a la ATM! ¿Por qué?

Debido a la gran variedad de corrientes ideológicas, llamadas escuelas, que actúan en el área de la ATM, diferentes conceptos se crearon para definir lo que es y lo que deja de ser una disfunción de la ATM (DTM), de modo que entre todas las señales y los síntomas provocados por las enfermedades temporo-mandibulares, lo que pasó a ser más asociado a la existencia de la enfermedad fue la presencia del DOLOR. Así, rutinariamente muchos pacientes dejan de tener el diagnóstico efectuado porque simplemente no presentan dolor. Aunque una evaluación más cuidadosa revela la presencia de otros signos y síntomas.

Es necesario recordar que una ATM afectada por una enfermedad puede pasar por momentos de AUSENCIA DE DOLOR sin que, sin embargo, la enfermedad deje de seguir en marcha, además, ese vaivén del dolor es muy común. Es importante recordar que el dolor es algo completamente subjetivo,” influenciado por muchos factores biopsicosociales” y, por lo tanto, no puede ser el indicador más confiable para diagnosticar una “disfunción de la ATM”.

Por este motivo usamos la expresión patología de la ATM, pues nos referimos al estudio ya la investigación de la enfermedad que provocó la disfunción con sus variados signos y síntomas y estaremos tratando no sólo la consecuencia, la disfunción en sí, sino la causa, la enfermedad propiamente dicha.

Deja un comentario