Después de casi un año, los chicos volvieron a las aulas

visitamos la Escuela Nº1 y hablamos con la Jefa Distrital de Educación.

Esta mañana, nos dirigimos a la Escuela Nº1, para dialogar con Andrea Castronuevo, Jefa Distrital de Educación, tras el regreso a clases presenciales. En este caso, quienes regresaron a las aulas fueron los chicos que durante el año pasado no pudieron conectarse a las clases virtuales.

Comenzó diciendo: “En realidad nosotros empezamos con la presencialidad el 3 de enero con el verano ATR. La diferencia es que hoy ya nos encontramos en las aulas. Venimos trabajando desde principio de febrero y hemos tenido jornadas para preparar el regreso seguro. Cada institución tiene su particularidad. Cada 90 minutos se hace la desinfección por media hora antes de que ingrese el nuevo grupo. Entre escuelas secundarias y primarias, ya han abierto 17 escuelas”.

Sobre los protocolos, señaló: “Cada institución tuvo que elevar las dimensiones de sus aulas y de sus espacios. El protocolo inicia desde que el chico ingresa a la institución hasta que se va. Las aulas, dependiendo la dimensión pueden tener entre 10 y 15 alumnos, son grupos reducidos. Ya desde la calle antes del ingreso tienen que tener una distancia de 2 metros. También hay un tiempo determinado entre los grupos que entran. Hay una mascara para el docente, y alcohol en gel y diluido para los chicos. Solamente puede haber un alumno por banco. En esta etapa también están trabajando con un docente pedagógico. No hay recreo”.

Y agregó: “Si un alumno o un docente dan positivo de coronavirus y tuvo compartiendo espacio en la institución, la misma cierra. Si tiene síntomas, hay una aula para que permanezca aislado”.

Sobre la obligatoriedad, dijo: “El sistema educativo es obligatorio. Cada escuela tiene su plan y hay que analizar a cada familia en particular. No vamos a ser flexibles con el protocolo, pero si con el factor humano. Si hay que hacer clases virtuales con algún chico, se va a a hacer“.

Deja un comentario