Desgarradora carta de una joven vecina

Josefina Poy redactó en su muro de Facebook una impactante carta en donde cuenta los abusos que recibió de pequeña.

El texto dice lo siguiente:

Como muchxs ya saben sufrí abusos sexuales durante, lo que elijo creer, que fueron seis años aproximadamente porque no me recuerdo más chica que a los tres años. A los 9 me animé a contarle a mi mamá y denunciar ya que la misma persona había abusado de mi hermana, cuatro años mayor que yo.

Yo no dije que no, no grité, no me defendí, no dije basta. Nunca me negué ni consentí porque no tenía la edad suficiente ni el conocimiento como para entender que lo que me hacía ese farmacéutico no era un juego inocente. Me daba vergüenza y nada más.
Sabía también, porque me había mostrado, que tenía un arma.
Sabía también, toda su familia, lo que me hacía. Me mandaban como una vaca al matadero, que era su habitación, mientras el televisor proyectaba una película de Porcel e Isabel Sarli. Porque cuando alguien es víctima de abuso, borrar los recuerdos es una misión imposible.

A los 12, íbamos con mis amigas a teatro en la Escuela de Actividades Culturales. Nos reíamos de ese profesor que sólo llegaba, se fumaba un cigarrillo mientras tomaba café y no hacía nada. Un día me quiso enseñar a respirar, me acuerdo que me acosté en el escenario y puso una mano sobre mi panza para marcarme el ritmo de la respiración. Me sentí tan ahogada que me paré y me fui a buscar a mis amigas, porque ya sabía por experiencia el riesgo que corría en esa situación. Hace un par de años ese profesor fue denunciado por abuso sexual y no me sorprendí.

En la muestra de fin de año bailamos una canción de Patito Feo. Y todo esto viene a mi, como una catarata imparable, que me obliga a escribir. Thelma Fardin era Josefina en esa serie. Me identificaba con el nombre y por ser el personaje más dulce (y menos pelotudo) de todos. Hoy Thelma denuncia que sufrió una violación en el marco de una gira por dicha novela. Y yo pienso que la vida es muy irónica.

Pero acá estamos. Las abusadas, las violadas, las de la inocencia perdida.
Nos encontramos en esta realidad feminista que nos enseñó a abrazarnos y amarnos. Entre nosotras y a nosotras mismas.
Y a los abusadores, que están en todas partes, los mandamos al frente para que reciban de una vez por todas la condena que se merecen.

Escribo estas líneas para que recorran esta red social y lleguen, aunque sea, a otra como yo. A alguna de todas las pibas que hoy están denunciando. En Chacabuco y en toda la Argentina. El camino va a ser difícil, pero acá nos tienen, firmes al lado suyo.

Y ellos… ellos van a ver cómo nos ponemos.

2 Responder a “Desgarradora carta de una joven vecina

  1. Terrible; solo decirte que no nos olvidamos de lo ocurrido. Te abrazo desde mi condicion de mamá; mujer; te quiero expresar mi apoyo y desearte lo mejor para poder sobrellevsr ese horror !!!! Abrazo gigante. Mariana Biondini

  2. Hola José t felicito d corazón soy mamá y abuela d una nena.
    Q suerte q pudiste confiar en tu mamá n todas podemos.
    Soy d bs as y n creyeron en mi xq seguro m lo busque hoy tengo casi 43 años y n puedo ser feliz ni vivir. Hoy vivo en zona sur estuve viviendo casi 5 años en chaca y viví con un chacabuquero muy bueno pero n m entendió el pánico miedo q se apoderó d mi cuando nació mi ñeta y lo dejé x ese miedo y creer q podía o puedo cuidar a ñeta d algún mal hombre Dios m d la fuerzas y la vida para cuidarla.
    El miedo paraliza el habla pero la mente conserva los más mínimos detalles d cosas música la tele prendida un ropero un galpón etc.
    Ojala esto pare x las q vienen atrás.
    Duele? Si obvio q duele el recuerdo la sensación q nos dejó en el cuerpo y el alma. Algunas tienen ma suerte d hacer terapia y sacar del alma todo eso otras se nos hes muy difícil x lo caro d una terapia pero vivimos como creemos mejor. Suerte en esta lucha besos dese quilmes bs as

Deja un comentario