De las más grandes injusticias

Editorial de Chacabuco en Red

Vivimos rodeados de situaciones injustas a diario, en nuestro trabajo, nuestro club, nuestra oficina, en nuestra vida en general. Pero pocas deben ser tan dolorosas como ser padre y no poder brindar a tu hijo la seguridad de estar protegido ante alguna enfermedad. Solo los que somos padres entendemos la impotencia que genera esto.

Luego de los casos de Meningitis en la vecina ciudad de Junín se puso en boca de todos los padres la posibilidad de brindar una vacuna (Bexsero) a nuestros niños para poder prevenir esta patología. Hasta ahí todo normal. Vamos a poder prevenir a nuestros hijos de esta grave enfermedad, perfecto. Pero luego el pediatra nos advierte que como no es obligatoria, el costo de la misma debe ser abonado por nosotros. Bien. Vamos a la farmacia y nos encontramos con la desagradable noticia que la vacuna no obligatoria pero recomendada por nuestros médicos de confianza suma un total de ¡$5600 por niño! (2800 pesos cada dosis). Si tenemos 2 hijos esa suma asciende a $11200!. Algunos podremos hacer un gran esfuerzo, ahorrar algunos meses, acudir a algún familiar y aplicarlas. Pero en nuestro país, y con la situación económica actual, miles de familias no van a poder darles a sus niños esa seguridad.

¿Qué cosa más injusta que esta? ¿Qué decirle a un padre que no puede darle esa defensa a su hijo? ¿Qué hacer ante el caso de tener mas de 1 hijo y solo poder pagar 1 vacuna? ¿a quién elegir? No podemos naturalizar esto. No podemos hacer la vista “gorda” ante esta situación. Esto no es justo. Un padre no se merece pasar por esto. Sin dudas la culpa no es de los farmacéuticos, que tienen que comprar los productos, ni de los pediatras, que de ninguna manera pueden ocultar esta valiosa información sobre las vacunas sabiendo que existen. Aquí se necesita un estado presente, un estado que, cualquiera sea su color político, se ponga del lado de los que menos tienen.

2 Responder a “De las más grandes injusticias

  1. Estos problemas de gran riesgo se habian resuelto con politicas de salud publicas que implementaron Néstor y Cristina pasando de una cobertura muy baja a distinguírnos en prevención. Claro, muchos prefirieron a quienes les otorgaban privilegios económicos personales. Así que mejor que no hablen de estar conmovidos por el problema. Que vayan a reclamarlo a los criminales que votaron

Deja un comentario