Comunicado desde la organización del Chacabudstok

Solicitada.

Nos comunicamos con la ciudadanía ante la recurrente pregunta de cómo sigue la organización luego de la última movilización.

“Lo obvio hay que repetirlo mil veces” dicen las personas sabias. Este movimiento surge con la necesidad de demostrarle a nuestra comunidad de la elevada calidad artística y profesional que habita Chacabuco, ansiando que progresivamente la sociedad consuma nuestras producciones y nosotres poder vivir de nuestro trabajo. Lejos estamos de esa situación y vemos como nuestros colegas más grandes tienden a buscar otras fuentes de ingreso y solo algunes persisten, pero con mucha menor dedicación, en detrimento del arte local, como también de sus sueños.

Siguiendo con las redundancias, la petición inicial fue hacer un festival de artes con los requerimientos sanitarios pertinentes y provistos por Nación y Provincia, como se vienen realizando en las diferentes localidades, incluyendo en nuestra propia ciudad aun sin habilitación.

La Sociedad Rural de Chacabuco predispuso su predio ya que contaba con todos los requisitos. En el caso de la negativa por razones sanitarias, desde un principio se dispuso dialogar junto a la Secretaría de Cultura una salida a esta problemática histórica, profundizada por la pandemia.

Poco más de una semana ha pasado de la marcha, en donde 150 personas han sido parte del reclamo, siendo un hecho histórico en nuestra ciudad ya que nunca hubo una convocatoria tan grande a partir de la problemática cultural. Sin embargo, en contra de nuestra voluntad que siempre fue de diálogo, desde el municipio nos han bajado la persiana, ni el Sr. Intendente Víctor Aiola, ni su secretario de gobierno Alejo Perez, con quienes veníamos teniendo las reuniones, dejaron de atender nuestros llamados y mensajes y en adelante solo recibimos excusas de parte de la recepcionista.

Nuestra manifestación además de cumplir los protocolos sanitarios, con el uso de barbijo y distanciamiento, fue pacífica en lo que se hizo y lo que se dijo. La intención (al igual que ahora) fue demostrar con argumentos que se trata de una demanda de todo un sector de la sociedad y no un capricho de algunes, como ha salido a decir inmediatamente el día después el actual Secretario de Cultura Gustavo Ventemiglia. Actitud no novedosa por parte del municipio, cada vez que la ciudadanía tiene alguna iniciativa, en vez de acompañarla tira para atrás e inventan una propuesta propia. Cuando se estaba gestando la Asociación de Músicos, el municipio anunció una semana después el cantando por un sueño, ahora luego de la marcha anuncian la fiesta del maíz, con prácticamente nada de organización. Una vez más les artistas quedamos relegades y desamparades, pero con las convicciones firmes y la decisión de continuar en la organización y la lucha de que el arte sea considerado nuestro trabajo.  

Si bien planificamos sobre la posibilidad de una negativa, pensando en articular otras propuestas, dos semanas antes de la fecha prevista y ante la ausencia de respuestas nos vemos ante la obligación de seguir manifestándonos. El festival como lo planificamos en su principio no se podrá concretar. Pero ahora la propuesta será la de MANIFESTARNOS a través del arte. Siguiendo con los protocolos vigentes (con los cuales se están ejecutando los festivales en el resto del país) el sábado 6 de febrero convocamos a quienes apoyen nuestra causa a acompañarnos, lugar: ¡que se corra la bola!.

Deja un comentario