“Como en los días de Noé”

Columna de reflexión del Pastor Presbítero Mariano Rosato. Centro Cristiano Familiar

Si buscamos referencias para los tiempos que vivimos, más que nunca tenemos que centrar nuestra atención en las palabras de Jesús en Mateo 24:37. Antes de su segunda venida, él trazó un paralelismo de los acontecimientos similares “como en los días de Noé”. Si nos remontamos al Génesis, en el capítulo 6 se reflejan las características de los hombres de aquellos días y la sociedad. La maldad era mucha, los pensamientos eran de continuo el mal, la tierra estaba corrompida y llena de violencia.

En ese contexto Noé y su familia hallaron gracia delante de Dios y una misión especial. Hacer el arca, anunciar el diluvio, e invitar a que suban y salvarse. La doble tarea demandó esfuerzo y un temple especial, para soportar el escarnio y burla generalizada. ¡Hasta que llegó el día que llovió y no paró!

Hoy el escenario es el mismo y multiplicado. El mal, la corrupción, la violencia, entre otros, a la orden del día. La iglesia es el arca de este tiempo y la misión la misma, anunciar la gracia de Cristo para el perdón de los pecados por medio del arrepentimiento, y ser salvos de lo que viene.
La burla, la ironía, el desprecio, se repiten.

Pero tenemos la convicción que se seguirá cumpliendo todo lo que está escrito. Y que no estamos (aunque quisiéramos) para detener el diluvio, sino para invitar a la salvación. ¡La decisión es tuya!. No hubo ni habrá otro camino de redención. Cristo viene pronto. El es el camino y único mediador entre Dios y los hombres.

Pastor Presbítero Mariano Rosato. Centro Cristiano Familiar UAD.

Deja un comentario