Aumento de miseria y a espalda de los trabajadores

Tribuna estatal Chacabuco.

Luego de la tercera reunión en el Teatro Italiano entre el Municipio y los gremios para discutir el aumento paritario de los trabajadores estatales de cara al 2021, ATE y STM aceptaron hoy la propuesta del 38% en cinco cuotas que ofrecieron los funcionarios del Intendente  Aiola (Cambiemos). El básico mayoritario llegará, en octubre, a $28.980 lo que generó un profundo rechazo de los trabajadores, que hicieron estallar su malestar en las redes sociales de los gremios y medios locales.

Publicidad

Las cuotas del hambre

El acuerdo ruinoso que firmaron los Sindicatos contempla un aumento del 7,5% en abril, 7,5% en mayo, 6% en julio, 7% en agosto y el 10% restante en septiembre. Para ponerlo en limpio, la gran mayoría de los trabajadores Municipales cobrarán en mayo y junio $1.575 de aumento, llevando el básico a $24.150 cuando la canasta básica que mide el propio INDEC indica que para no ser pobre una familia tipo necesitó en marzo $46.173. Por otra parte, con una inflación que bordea el 4% mensual (y es mayor en los alimentos), las últimas cuotas del arreglo van a ser totalmente absorbidas por la propia inflación, haciendo retroceder aún más el poder adquisitivo de los trabajadores.

Este arreglo es parte de una larga saga, que comenzó en el 2020 cuando la paritaria municipal se mantuvo congelada durante 11 meses, en plena pandemia y escalada inflacionaria. En aquella oportunidad los gremios acordaron un aumento en 4 cuotas que totalizaban $6.000 y se terminan de cobrar con los sueldos de mayo de este año.  Para peor, en la 2da reunión que tuvieron en marzo tanto ATE como STM (Sindicato de Trabajadores Municipales) firmaron un acta junto al Secretario de Gobierno, Alejo Pérez, donde habían propuesto incorporar en abril $10.000 al básico más 2 sumas de 11% a cobrar en agosto y septiembre, lo que llevaba el básico a $37.820, escasos pero superiores a los $28.980 que terminaron aceptando.
Los trabajadores debemos intervenir

Publicidad

Esta nuevo recule de los Sindicatos obedece a que siguen al pie de la letra los marcos del ajuste que los Gobiernos Nacional, Provincial y Municipal llevan adelante contra el salario de los trabajadores, abocados en cumplir con los compromisos de una deuda externa fraudulenta y que hunde a cada vez más sectores de la población en la miseria. Son acuerdos firmados a espaldas de los estatales, sin ningún tipo de mandato y sin haber convocado Asambleas en lugares de trabajo.

Los trabajadores estatales tenemos que sacar conclusiones de esta nueva entrega. Desde Tribuna Estatal Chacabuco exigimos un salario igual al costo de la canasta básica. Ningún estatal bajo la línea de pobreza. Pase a planta permanente de monotributistas y precarizados (de este tema en el acuerdo firmado no se dice palabra). Basta de la polifunción y los aprietes a compañeros. Que el Municipio garantice todos los elementos de seguridad necesarios para cumplir tareas en la Pandemia.

TRIBUNA ESTATAL CHACABUCO

Publicidad

Comentarios

Comentarios