Alarmante situación de los Clubes de fútbol

Los altos gastos económicos y la poca ayuda del estado, atentan contra su subsistencia.

Ya han sido varias las notas que hemos realizado en este medio, con respecto a la crítica situación económica por la que atraviesan los clubes de barrio. Hemos hablado con dirigentes de Clubes, representantes de la Liga y demás, quienes concuerdan siempre en que la subsistencia de los Clubes está en peligro.

Ha comenzado un nuevo año, y hace pocos días, los Clubes comenzaron las nuevas competencias, en primera división y en las categorías menores.

En primera, los Clubes deben afrontar costos que superan los 17.000 pesos, solo para abrir la cancha en los encuentros como local. Gastos que se desprenden de seguridad (entre 2017 y 2019 se registraron aumentos de un 211%), arbitraje, sumado a las tarifas de luz y gas, indumentaria, pelotas, viajes, etc.

Los costos en los encuentros de inferiores, rondan además, los 6.000 pesos y a veces más. La única ayuda del estado que hoy por hoy reciben los Clubes, viene del programa “Nuestros Clubes”, una suma de dinero que alcanza los 16.000 pesos por mes (algunos menos), pero que según la información que pudimos recabar, los cobros vienen con cierto retraso.

Un buen ejemplo, para palear esta situación, se da en la vecina ciudad de Chivilcoy, donde un 0,6% del presupuesto municipal es destinado a los Clubes, y no solo un programa como el de nuestra ciudad, “Nuestros Clubes”, que destina la cifra mencionada desde hace unos 3 años, sin tener en cuenta la devaluación, ni los niveles de inflación.

¿Hasta cuando podrán aguantar con esta situación?. Los clubes son la contención de centenares de chicos de nuestra ciudad y de tantas otras. ¿Que ocurrirá con ellos, si ya no pueden seguir concurriendo a los mismos?