A seguir trabajando fuerte

Urreta llegó 21 en la final del Turismo Nacional en Toay.

Tras una marcada falta de potencia y luego de una final que se enredó en el principio, Tomás Urretavizcaya sólo pudo llegar en la 21ra ubicación a la bandera cuadriculada en lo que fue la competencia final de la 8va fecha del año para la Clase 3 del Turismo Nacional, que se disputó en el autódromo de la ciudad de Toay, en La Pampa.

Luego de formar parte de la 3ra serie en la cual no pudo esperar lo avanzado tras partir desde la 9na ubicación y llegar al final en ese puesto mostrando una importante falta de potencia por derecho, Tomás largó la competencia final desde el 25to lugar. Tras una buena partida, cuando superaba a Tomás Bergallo, éste lo dejó sin pista y lo hizo despistar al chacabuquense, que perdió terreno en el pelotón. Tras la salida del auto de seguridad en mitad de la prueba, Tomy recuperó y tras superarlo a Bergallo, sufrió un toque del chaqueño que nuevamente lo hizo perder lo recuperado. A partir de allí, giró al mejor ritmo posible en solitario, y pudo terminar la prueba en el 21er puesto. Julián Santero (Ford Focus) se quedó con el triunfo. La próxima cita de la categoría será el 16 de Septiembre en el autódromo “Juan Manuel Fangio” de la ciudad de Rosario.

Tomás Urretavizcaya: “Un domingo que se nos complicó cuando teníamos expectativas de avanzar por la evidente falta de potencia, que no sabemos si es porque se vino abajo el motor de un día al otro, o es la realidad que nos toca, porque en nuestra serie giramos con el Mitsubishi que tiene la misma planta impulsora, y ninguno de los dos tuvimos un buen potencial por derecho, y en este tipo de circuitos es muy notorio. En la final largué muy bien, cuando estaba pasando al auto de adelante se cerró y nos enganchamos, pudimos salir de esa situación. Tras varias vueltas entró un pace car que nos sirvió para reacomodarnos en el pelotón, reiniciada la carrera pude superarlo a (Tomás) Bergallo que había sido con quien tuvimos el incidente, y luego me tocó y sacó de carrera en la chicana. Después fue solo girar prolijo y en ritmo para terminar la final, tratando de sacar algo de información del auto. Nos vamos un poco amargados porque el auto está funcionando bien y nos está faltando muchísimo por derecho. Es muy difícil poder correr en esa condición de potencia. Habrá que trabajar mucho para lo que viene y tratar de lograr lo mejor que podamos en base a lo que hoy hay en el reglamento”.

Deja un comentario