A 11 años del fusilamiento del Carlos Fuentealba Cárcel a Sobisch

Publicación pedida por la agrupación “Nuevo Mas”.

 Bajo el gobierno de Macri sigue la impunidad

El próximo 4 de abril se cumple un nuevo aniversario del asesinato de nuestro compañero Carlos Fuentealba. 11 años pasaron desde aquel operativo represivo orquestado por el ex gobernador Sobisch.

Carlos murió luchando junto a sus compañeros de escuela, con sus compañeros trabajadores. Desde entonces venimos luchando por sostener bien alto las banderas por Justicia. En ese camino de intensa movilización de años se logró que su asesino material, el policía Poblete este en prisión. Pero la impunidad garantizada por el gobierno kirchnerista y ahora bajo el macrismo han resultado en que el asesino político y responsable intelectual el facho Sobisch siga en libertad.

Desde este fatídico 4 de abril la memoria de Carlos se ha transformado en símbolo de la lucha docente. Y es que la docencia hace décadas sostiene grandes huelgas y procesos de lucha y es la principal defensora de la educación pública contra los ataques del gobierno. Carlitos, como le decían sus compañeros de militancia, expresa esta tradición de lucha docente y mucho más. Él se había sumado a la militancia en la década del 80´ de la mano del “viejo” MAS (Movimiento Al Socialismo) y ayudando al proceso de recuperación clasista de la UOCRA de Neuquén. Fue ahí donde forjó su conciencia y compromiso con la clase trabajadora y su proyecto de sociedad: el socialismo. Luego, en la década del 90´ apoyó la lucha de los trabajadores desocupados que cortaban rutas para finalmente estudiar el Profesorado y sumarse a la filas de la docencia. Fue en esos años donde se acercó al Nuevo MAS, difundiendo sus ideas entre sus compañeros de trabajo. Toda una vida de trabajo y lucha. Como parte del homenaje que hacemos en su memoria y reivindicando su lucha socialista los docentes del Nuevo MAS fundamos ya hace años nuestra Agrupación Nacional bajo el nombre “Carlos Fuentealba”.

Queremos, mediante esta invocación, recordar su legado junto a la clase obrera y que los docentes, al igual que todos los trabajadores, necesitamos no sólo luchar por nuestro salario sino también por una sociedad sin opresión ni explotación, donde los seres humanos seamos realmente libres. Durante todos estos años muchos han tratado de “lavar” la memoria de Carlos. La dirigencia nacional de la CTERA de Yasky y Baradel han sido los impulsores de borrar de su biografía su militancia y compromiso socialista y revolucionario. Tiene lógica que hagan esto: como socialista siempre había lucha por un sindicato de lucha y democrático, y en contra de la dirigencia burocrática de la Lista Celeste de Yasky y Baradel. Como parte de este operativo han querido transformar la fecha del 4 de abril en un efemérides más. Nosotros sostenemos que el 4 de abril tiene que ser un verdadero día de lucha de toda la docencia a nivel nacional.

Por muchas razones. Porque los reclamos por los que peleaba Carlos siguen insatisfechos y por el pedido por justicia y cárcel a Sobisch. Es necesario, entonces, que la CTERA convoque al Paro Nacional el día 4 de abril y llame a una movilización en todo el país que levante el reclamo de Justicia y se une a un pliego de demandas en defensa del salario y la educación pública.

Agrupación Nacional Docente Carlos Fuentealba

En la “Corriente Sindical 18 de Diciembre”

Compartir:
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario