3 de Junio | Ni Una Menos

Publicaciones enviadas a nuestra redacción.

Hoy 3 de junio de 2020, como cada 3 de junio desde el año 2015, y de una manera más que particular, venimos a gritar NI UNA MENOS. El hecho de no poder reunirnos y abrazarnos en alguna plaza no nos impide que continuemos reclamando lo que hace tiempo venimos haciendo cada vez que podemos: que paren de matarnos, que paren de ejercer violencia sobre nuestros cuerpos, sobre nuestras decisiones, sobre nuestras palabras y opiniones, sobre nuestras relaciones. Hoy por fin podemos hablar abiertamente en nuestros pueblos de relaciones violentas, de maltratos y acoso en los trabajos, en las calles y en nuestras familias; de discriminación por razones de género y por cómo decidimos expresar, vivir y sentir nuestra sexualidad. Sabemos que no es ni ha sido un trabajo simple, que siempre han minimizado nuestras quejas y nuestras luchas, que las han reducido a modas y caprichos. Pero hoy, por fin después de tantos años, no somos una voz aislada y solitaria, hoy somos cientos en nuestros pueblos, miles en el país, y millones en el continente y en el mundo. Hoy sabemos que hay un espacio donde se nos escucha, donde se nos contiene, donde se nos abraza y donde no se nos juzga ni se nos victimiza. Sabemos que hasta en un grupo de amistades, siempre va a haber alguien capaz de contenernos y de acompañarnos, de abrirnos los ojos y nuestra alma. Hoy también, sabemos que palabras y expresiones como “perspectiva de género”, “violencia obstétrica”, “violencia simbólica”, “femicidios”, “travesticidios” calaron en el lenguaje más llano y cotidiano, y que no hace falta ser grandes teóricas en feminismo para saber de qué se trata. Todo eso, y mucho más, se logró por el movimiento de feministas y militantes por géneros y diversidades. Cuando decidimos formar Jacarandá, cada integrante tenía un motivo personal, íntimo. Algo muy propio y profundo que llevó a cada unx a organizarse. Pero a todxs nos movía la necesidad común de que en Rawson y Castilla no haya más compañerxs solxs. Solxs de apoyo, solxs de falta de políticas de género, solxs de contención, solxs de falta de información, solxs de silencio cómplice propio de los pueblos chicos. Por todo eso, desde un principio quisimos, queremos e intentamos ser en nuestros pueblos quienes dejemos en evidencia la falta de un estado presente, quienes incomodemos con alguna imagen o marcha, quienes interpelemos a algún funcionario y al resto de los integrantes de las comunidades con algún reclamo, con alguna foto, con alguna nota.

Hoy, 3 de junio de 2020, por fin en Rawson y Castilla se grita hasta que nuestras gargantas no puedan más

NI UNA MENOS. VIVAS NOS QUEREMOS


#3J | A 5 años del primer #NiUnaMenos nos encontraremos en la Plaza San Martín 
⏩Seguimos movilizadas con todas las medidas de seguridad e higiene, porque nuestras demandas se han recrudecido en el marco de la crisis sanitaria, de la crisis económica y de la cuarentena.
📢Salimos a las calles para seguir peleando por el Aborto Legal, y en defensa del Proyecto de la Campaña! Porque no queremos restricciones ni objetores de conciencia, exigimos que la iglesia no se meta!.
📢Salimos a las calles porque la cuarentena agravó la situación de violencia y los femicidios y transtravesticidios.
📢Decimos que no hay que pagar ni un peso al FMI y los bonistas y hay que destinar presupuesto para combatir la violencia!.

¡Las calles son nuestras!✊🔥

Multisectorial de Mujeres de Chacabuco


Que sea para todos y TODAS la PatriaEl 3 de junio de 2015 fue un punto de inflexión en la Argentina, una lucha histórica rompía el cristal de la invisibilización y asomaba masivamente a las calles a levantar banderas que por años se sostuvieron en espacios reducidos y en lo posible silenciados. El colectivo de mujeres, de forma autónoma, espontánea y creativa irrumpía en la escena pública para gritar Ni Una Menos. Lejos de ser una bronca esporádica, fue tomando cuerpo, incorporando contenidos, profundizando reclamos y asumiendo un poder legítimo que convirtió a nuestro movimiento de mujeres e identidades disidentes en un actor político que vino a quedarse. 
Paradójicamente nuestro crecimiento en volumen y reclamos organizados, se daba en un marco de neoliberalismo que venía a llevarse puesto al conjunto de nuestro pueblo. Y en eso anduvimos, entre la resistencia a nuestro genocidio sistemático y a un gobierno que en términos simbólicos y materiales avanzó sobre cada piso de derechos.
Siempre dicen que en las crisis son las mujeres las que ponen en el cuerpo. Eso hicimos una vez más, desde la olla popular en el barrio, al rechazo al endeudamiento externo, a la agenda por la soberanía de nuestros cuerpos. Al concepto de igualdad lo entendimos desde la perspectiva de género y también desde la comunidad organizada. 
La cultura machista que atraviesa individualidades, familias, instituciones, espacios públicos, proyectos políticos debe tener un coto. El femicidio como máxima expresión representa la cara más cruda y cruel de un andamiaje injusto, que condiciona nuestras vidas a situaciones de violencia y desigualdad.
Estamos convencidas que esta interpelación que hemos llevado adelante todos estos años comienza a dar su marcha de conquistas. Por primera vez en la historia de nuestro país tenemos el Ministerio Nacional de Mujeres, Géneros y Diversidad. Nos impusimos, convencimos y ya no hay costados a donde miren y no nos encuentren. 
En este nuevo marco de reconstrucción, el Estado Nacional tiene un rol clave para remover estructuras patriarcales que alumbren un futuro mejor para nosotras y nosotres, pero fundamentalmente atravesar la perspectiva de género en cada política pública para que la emergencia sea atendida hoy y perder hermanas deje de ser una constante dolorosa que ya no soportamos más.
Por su parte, las autoridades locales deben comprender de una buena vez que esta problemática también es asunto suyo. A la vergüenza de pintar bancos, relegar al último escalafón el área de la mujer (mientras se inventan cargos y secretarias para cumplir acuerdos políticos internos) y vaciar el Estado local de políticas de género, se suman consecuencias irreparables y profundamente dolorosas para nuestra comunidad como tres femicidios en una años y tres meses. 
Desde nuestro espacio proponemos y exigimos:
– Jerarquización del Área de la Mujer. Que se convierta en Secretaría, con espacio propio y presupuesto propio y acorde, con un cuerpo de profesionales interdisciplinario.
– Creación del cuerpo de trabajadoras acompañantes para mujeres que atraviesan situaciones de violencias.

– Articulación formal mediante convenio específico con la Comisaria de la mujer y la familia.

– Cuerpo de trabajadores de las fuerzas de seguridad destinados específicamente para abordar las situaciones de violencia de género, previo nuevo examen psicológico y formación en género permanente.

– Plena implementación de la Ley Micaela para todos los funcionarios y agentes del estado.

– Plena implementación de las Consejerías de Salud Sexual, acorde al proyecto aprobado en el Concejo Deliberante.

– Puesta en funcionamiento ya de la Mesa de Gestión Local, ámbito por excelencia encargado de diseñar las acciones para prevenir y erradicar las violencias de género, y convocatoria y funcionamiento acorde a la ley.Implementación de políticas integrales (educativas, laboral y de vivienda) para mujeres y niñes que sufren violencias.

– Cumplimiento del cupo laboral trans. Aplicación de retroactivo por incumplimiento en años anteriores.

– En este marco de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio solicitamos la creación de dispositivos territoriales para detectar situaciones de violencia y la conformación de un protocolo de abordaje oportuno en el marco de este contexto.

– Las mujeres estamos construyendo los nuevos paradigmas de nuestros lugares en la sociedad, exigimos ser tratadas en nuestra calidad de personas en igualdad con el género masculino. Las mismas oportunidades, los mismos derechos. Como así el cese y erradicación de la violencia patriarcal.

Consejería de la Mujer

Mujeres de Fuerza Peronista


Nos encontramos ante un nuevo 3 de Junio, fecha emblemática donde no solo escuchamos la voz de las que sufrieron en silencio los abusos y los golpes, de las que ya no están, de todas las víctimas de la violencia de género; sino también, donde se reafirma la exigencia para que todas las mujeres y LGBTIQ+ puedan tanto transitar por las calles con tranquilidad y sin miedo ,como permanecer seguras en sus hogares

El Partido Justicialista de Chacabuco y el Bloque de Concejales del Frente de Todos- PJ, sobre la base de la igualdad del hombre y la mujer, de los derechos humanos y de las libertades fundamentales, también decimos: #NiUnaMenos 


Se agradece la publicación con foto adjunta.
#3J – Sobran los motivos para salir a gritar #NiUnaMenos

-Porque ocurrieron 57 femicidios en cuarentena (71% en la vivienda) y miles de abusos a niñxs, exigimos presupuesto para la asistencia integral de mujeres y niñxs víctimas de violencia. Justicia por Sonia Ponce: El Estado es responsable.

– Porque miles de empleadas domésticas y otras precarizadas no pudieron acceder al insuficiente IFE, hay retrasos en la entrega de alimentos a comedores y no hay entrega de elementos de higiene.
Porque con hambre no hay cuarentena posible, pedimos $30 mil de subsidio para todas las desocupadas y responsables de comedores!

-Porque seguimos sin acceso a la salud sexual y reproductiva y sin educación sexual laica, exigimos Aborto Legal YA, ESI laica y científica con modificación del artículo n°5 de la ley vigente y separación de la Iglesia del Estado.

-Porque en esta cuarentena predominan los atropellos laborales por el teletrabajo, porque hay miles de jóvenes sin posibilidad de estudiar, porque no hay asistencia de ningún tipo para la tarea de cuidados, porque hay miles de trabajadoras sin protección en las fábricas y sin agua potable en los barrios, exigimos impuesto a las grandes fortunas y No al pago de la deuda.

Sobran los motivos para alzar la voz.
Nos encontramos mañana 3/06 a las 12:30hs frente a la municipalidad,  con todas las medidas de protección y respetando el distanciamiento social.

Plenario de Trabajadoras – Partido Obrero


NOS SOSTIENEN LAS REDES FEMINISTAS VIVAS, LIBRES Y DESENDEUDADAS NOS QUEREMOS  

Hoy se cumplen 5 años desde que el primer grito Ni Una Menos se puso en la calle. Durante estos años el movimiento feminista, con su enorme heterogeneidad, ganó la calle en masividad y en la complejidad de sus discusiones. Hoy podemos decir que uno de sus mayores logros es que tengamos un Ministerio de las mujeres, géneros y  diversidad sexual tanto a nivel nacional como provincial que atienda y se ocupe de nuestros reclamos..
Las demandas son las mismas y las respuestas que necesitamos son diversas: no necesitamos solamente las vinculadas a las cuestiones de violencia por razones de género, que son las urgentes, necesitamos además construir respuestas estructurales, que vayan a combatir las razones de la desigualdad con un programa de equidad.
Hoy la pandemia nos aleja de las calles y nos muestra su peor cara, un femicidio cada 29 horas, al mismo tiempo que evidencia un fenómeno que venimos denunciando hace mucho tiempo: las tareas de cuidado, no remuneradas e invisibilizadas, recaen mayormente sobre las mujeres, que en este contexto se encuentran ocupándose de la casa, cuidando de les niñes, trabajando de manera remota, y muchas veces, soportando conductas violentas por parte de los convivientes. Eso que llaman amor, es trabajo no pago. A su vez, expone una vez más que en muchas familias somos nosotras el único o el principal sostén económico. Por otro lado somos las que llevamos adelante comedores y merenderos, garantizando el acceso al alimento de los más vulnerables sosteniendo  también los vínculos comunitarios .
Celebramos contar con un gobierno nacional y provincial que se haga cargo de esta problemática, que cuente con mujeres y disidencias en los lugares de toma de decisiones. Por el contrario, nos preocupa que esta definición política no se refleje en nuestra ciudad, Chacabuco. Vemos con gran preocupación la falta de acción desde el Área de la Mujer, la inexistencia de una Mesa Local de violencia que sea representativa y se ocupe de moldear las respuestas inmediatas y generar las redes que nos permitan afrontar los casos urgentes donde nuestras vecinas corren peligro; y la falta total de perspectiva de género en el diseño de cualquier política o decisión de gobierno local. Instamos al ejecutivo municipal y a sus funcionarios y funcionarias a hacerse cargo de esta temática. No queremos más gritar el femicidio de una chacabuquense.
Tenemos muchos desafíos por delante para pensar, pero sabemos que nuestras demandas hoy están sobre la mesa y forman parte de la agenda de gobierno nacional y provincial que pretende construir sus políticas públicas con perspectiva de género.
Este año el “ni una menos” va a ser un especial recordatorio de todo aquello por lo que venimos luchando y construyendo. Este #3J no estamos en las calles como siempre, pero seguimos organizadas y organizades. Los vínculos que construimos estos años son las redes que nos sostienen. Para volver a gritar ¡Ni Una Menos! ¡Vivas, libres y desendeudadas nos queremos!

MUJERES DE UNIDAD CIUDADANA – FRENTE DE TODXS


A CINCO AÑOS DEL PRIMER GRITO

Cinco años después de un grito que marco un punto de inflexión en la lucha contra la violencia machista, estamos mas unidas que nunca y gritamos por aquellas que no pueden hacerlo, porque nos queremos libres y vivas.

#NiUnaMenos es una causa que nos encuentra juntas, luchando por los derechos que nos faltan conquistar.

Sin embargo, en la Argentina hay una realidad evidente, la violencia contra las mujeres va en aumento. No debemos olvidar que en el transcurso del 2020 se contabilizo un femicidio cada 29 horas.

No es un eslogan. Queremos vivir sin miedo.

JUVENTUD RADICAL CHACABUCO  

Una respuesta a “3 de Junio | Ni Una Menos”

Deja un comentario