PASO 2021

Carta abierta a los trabajadores de Chacabuco

¿Por qué votar al Frente de Izquierda Unidad?.

La pobreza alcanza el 50%, la falta de vivienda, la inflación que carcome los salarios, el ataque al medio ambiente, la precarización laboral, los jóvenes que no tienen perspectiva de salida, las mujeres víctimas de violencia de género que no encuentran respuestas en el estado, a quienes intentan acceder a la ley 27.610 de aborto legal, seguro y gratuito, les cierran las puertas del hospital, los laburantes municipales que cobran $28.000 y los precarizados de Tránsito del municipio que cobran $14.300. Quienes viven de changas, peones de albañiles, obreros del horno, gente que atiende despensas, todos laburos informales dónde si te enfermas se te descuentan los días. La realidad es que ya nadie alcanza la canasta de pobreza que está en $65.000. Menos los jubilados. Todos estos problemas tienen como responsables a quienes gobernaron las últimas décadas, que hoy discuten por arriba, pero jamás tocan estos temas. Mucho menos plantea soluciones, los une el ajuste y la defensa de los intereses de los ricos.

Publicidad

Esto genera un hartazgo en la población, que plantea el: “son todos iguales”. La experiencia de Macri gobernando está muy fresca y causa rechazo aunque en lo local continúe esa política con Aiola y Pérez a la cabeza. Miseria, endeudamiento y pérdida de empleos pesan en la conciencia de los votantes. Por otro lado, el Frente de Todos que vino a querer modificar eso con la promesa de reactivar la economía, de devolver el asado quedó atrás. Antes de lo que imaginamos la pandemia le robó la fórmula a los jubilados dejándolos hasta hoy en la miseria. En cuarentena demostraron ser incapaces de ir contra los intereses de los ricos, no se animaron a tocar Vicentin, la salud privada, realizaron apertura se escuelas mientras los contagios crecían, no incautaron las vacunas de los laboratorios amigos a pesar de las pérdidas de miles de vidas, cedieron la Hidrovía, cedieron ante las patronales del campo en perjuicio de la “mesa de los argentinos”. Inflación alta y paritarias a la baja pactadas con los traidores de la CGT y la CTA, precarización, despidos, tarifazos, naftazos. Quitaron el ya miserable IFE. Todos brutales ataques a la mayoría trabajadora.

Ahora bien, ese hartazgo no debería transformarse en un voto en blanco, nulo, o ir hacia la derecha fascista de los Milei y Spert que reivindican las privatizaciones de Menem y a los genocidas. Creemos que ese voto bronca debe ir a los únicos que nunca dejaron de defender los intereses de los trabajadores, los que nunca mezclaron los pañuelos por cargos, ni tenemos celestes en nuestras listas, los que apoyamos incondicionalmente a los jubilados, los que a nivel local estuvimos juntos a los municipales y su lucha salarial, junto a los hiper precarizados de tránsito, al lado de los laburantes de Ardion contra la rebaja salarial, los que planteamos el problema de la vivienda, denunciando las mentiras de Aiola y sus empresarios amigos. Quienes tenemos un programa de salida para cada tema: plan de viviendas con cuotas accesibles a los trabajadores que genere trabajo e impulse la estancada economía local, plan de obras públicas y servicios públicos a cargo de los vecinos, salario mínimo igual a la canasta básica, 82% móvil para los jubilados, basta de jubilaciones de miseria, pase a planta permanente de trabajadores estatales y privados al mejor convenio, basta de precarización laboral.

No al voto en blanco, ni a los fascistas. El único voto que incomoda a los dueños del poder, a los responsables de la situación actual, es el voto consciente al Frente de Izquierda Unidad Lista 1A. 

Publicidad
Publicidad